Revisar la presión de los neumáticos, crucial para evitar accidentes

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4.3 basado en 4 valoraciones

Revisión de la presion de los neumáticos

Un buen mantenimiento del vehículo es fundamental para una conducción agradable y segura, además de prolongar su vida útil. En concreto, vigilar que los neumáticos lleven siempre la presión adecuada previene accidentes o situaciones que pueden resultar bastante engorrosas en carretera, como podría ser un simple pinchazo.

El paso del tiempo, el rozamiento o algunas averías hacen que la presión de los neumáticos disminuya al perder aire, lo que aumenta el riesgo de que se pinchen y de sufrir un accidente debido a la inestabilidad que sufre el vehículo.

Una baja presión en los neumáticos también puede provocar el deterioro de los mismos, ya que necesitan más distancia para frenar, se calientan demasiado y esto puede derivar en deformaciones incluso permanentes.

Además, cuando a los neumáticos les falta presión, el vehículo consume más combustible como consecuencia de una mayor resistencia sobre la carretera. Todo esto se traduce en menor eficiencia del neumático y un mayor coste debido al aumento de consumo.

Qué es la presión de los neumáticos y cómo se mide

La presión de los neumáticos es un parámetro que viene dado por la cantidad de aire que hay en su interior. La presión correcta de cada vehículo es distinta y, habitualmente, es el fabricante quien facilita esta información. A veces viene en una pegatina que se incluye en una de las puertas del coche. No obstante, aquí tienes una tabla de presiones para comprobar cuál le corresponde a tu vehículo.

La presión se mide en bar y el valor viene determinado por la presión atmosférica, que es de aproximadamente 1 bar. Es decir, la presión de los neumáticos es relativa a la de la atmósfera.

La presión absoluta de los neumáticos se calcula sumando 1 al valor relativo. Aunque este dato solo es anecdótico, puesto que siempre debes guiarte por la presión relativa ya que, por ejemplo, los manómetros que sirven para medir la presión en las gasolineras reflejan el valor relativo.

Si quieres medir la presión de los neumáticos de manera más fiable, es aconsejable hacerlo cuando estén fríos. Asimismo, es importante que tengas en cuenta la carga de tu vehículo en ese momento, ya que provocará una variación, pero es totalmente normal y también viene indicada en la tabla de presiones.

Además de los manómetros de las gasolineras, existen otras formas de medir la presión de los neumáticos como, por ejemplo, los sistemas de monitorización de la presión del neumático (TPMS) que se incluyen en el equipamiento de los coches más actuales. Estos sistemas ofrecen información al momento de manera automatizada mediante un sensor situado en cada una de las ruedas.

Causas de baja presión en los neumáticos

El paso del tiempo y el rozamiento pueden reducir la presión de los neumáticos, pero también algunas averías. Si notas que tienes que rellenar el aire con mucha frecuencia, existe la posibilidad de que haya algún problema con las válvulas. Es fundamental que se cambien cada vez que renueves los neumáticos. Suelen ser de caucho, se conocen como “snap-in” y lo habitual es que duren cerca de cuatro años.

Un mantenimiento de las válvulas en buen estado previene incidencias con la presión de los neumáticos. Si quieres que funcionen bien durante más tiempo, asegúrate de que el tapón que llevan está bien cerrado, para evitar que se introduzcan partículas de polvo y suciedad.

No obstante, en caso de que tuvieras alguna duda sobre su mantenimiento, si dispones del seguro para coche de Plus Ultra recibirás asesoramiento mecánico por teléfono para asegurarte de si estás haciendo lo correcto.

Asimismo, este servicio te ofrece información útil para cualquier otro tipo de avería que tengas en tu vehículo, así como cobertura de asistencia en carretera desde el km 0, incluyendo el cambio de neumáticos por pinchazo a cualquier hora del día de manera rápida y eficaz.

Si has encontrado utilidad en este artículo, síguenos en Facebook y Twitter para estar a la última en otros temas similares.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *