Haz la revisión de tu coche antes de las vacaciones

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 5 basado en 1 valoraciones

Tareas de mantenimiento preventivo del coche

¡Al fin se acercan las vacaciones! ¿Tienes algún viaje planeado? Si es a una distancia media, es probable que utilices el coche como medio de transporte. Y, cuando hacemos un trayecto más largo de lo habitual, es muy recomendable hacer una revisión del vehículo con antelación a la fecha de partida. En este post te explicamos el procedimiento para tener tu coche listo para circular con menos riesgo de accidentes u otro tipo de imprevistos.

Los pasos esenciales para un mantenimiento preventivo del coche

En cualquier caso, recuerda realizar las tareas de mantenimiento del coche cuando corresponda. No obstante, hemos seleccionado las imprescindibles antes de emprender un viaje:

1. Comprobar la presión de los neumáticos

Un comprobador de la presión de los neumáticos en una gasolinera te ayudará a saber si llevas los niveles adecuados. Este paso es fundamental para evitar pinchazos y accidentes. Y, si no sabías cuando cambiar las ruedas, durante este paso, también puedes fijarte en su desgaste y ver si ha llegado el momento de hacerlo.

2. Revisar el aceite del coche

El cambio del aceite del coche en el momento justo es esencial para el buen funcionamiento del motor y evitar averías que podrían producirse cuando el aceite tiene demasiados posos.

3. Revisión de líquidos

Si vas a irte de vacaciones con el coche, antes deberías revisar tanto el líquido de lubricación como el de refrigeración. Éste último es sobre todo importante durante los meses de verano para evitar averías por sobrecalentamiento.

4. Limpieza de filtros de aire acondicionado

Por lo mismo, si te vas de vacaciones cuando el calor más aprieta, seguramente necesites poner el aire acondicionado en tu viaje. Si hace mucho que no lo haces, corres el riesgo de respirar partículas de polvo y suciedad que pueden ser bastante molestas. Puedes evitarlo con una buena limpieza de los filtros correspondientes.

La tabla de mantenimiento de tu coche según los kilómetros recorridos

Quizás, el viaje sea un buen motivo para pensar en los kilómetros que tiene tu coche y aprovechar para realizarle el mantenimiento que le toca. Así que, además de las tareas anteriormente mencionadas, recuerda las siguientes por número de kilómetros y ten en cuenta que algunas de ellas tendrán que repetirse al alcanzar la siguiente escala de kilometraje:

A los 5.000 km

  • Ajustar el embrague y las correas, tanto la del motor como la de suspensión.
  • Comprobar el funcionamiento de las luces e indicadores del cuadro de mandos.

A los 10.000 km

  • Verificar la alineación, balanceo y rotación de las ruedas.
  • Revistar el sistema eléctrico completo.
  • Comprobar que tanto el freno de mano como el pedal para frenar funcionan correctamente.
  • Inspeccionar si hay alguna fuga y si los elementos del vehículo se encuentran en buen estado, tales como tuberías o guardapolvos.

A los 15.000

  • Revisar los ejes y la dirección.
  • Verificar la suspensión y los soportes.
  • Comprobar la batería y si el sistema carga adecuadamente.
  • Añadir lubricante a cerraduras y bisagras.
  • Cambiar los limpiaparabrisas.

A los 20.000 km

  • Verificar los soportes del motor y del tubo de escape.
  • Engrasar los rodamientos en las ruedas traseras.

A los 30.000 km

  • Cambiar pastillas de freno y de bandas si viene indicado por el fabricante.
  • ¿Tienes un 4×4? Entonces deberás comprobar si hay suficiente aceite hidráulico y diferencial.
  • Comprobar que el aire acondicionado funciona.

A los 50.000 km

  • Cambio de líquido de embrague y frenos, bujías de encendido, cables de alta, correas y líquido refrigerante.
  • Cambio de correas de repartición y accesorios.
  • Sincronización del motor de inyección o del carburador.

A los 100.000 km

  • En caso de que el auto tenga cadenilla o correa de distribución, cambiarla a los 120.000 kilómetros, o cuando presente ruido.

Conclusiones

En definitiva, debes tener en cuenta 4 pasos fundamentales para poner a punto tu vehículo antes de emprender un viaje vacacional:

  • Comprobación de la presión de los neumáticos
  • Revisión del aceite del motor.
  • Revisión del líquido de lubricación y del refrigerante.
  • Limpieza de filtros del aire acondicionado.

Y, además, ten en cuenta el kilometraje de tu vehículo para realizar tareas de mantenimiento adicionales.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − 4 =