Riesgos climáticos en una vivienda deshabitada

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 5 basado en 2 valoraciones

los riesgos climaticos en una vivienda deshabitada

Sabemos que tu hogar es el sitio en el que tienes tus objetos más preciados, también es tu refugio, el lugar en el que te sientes seguro y en el que te debes sentir cómodo. La vivienda es, sin duda, muy importante para nosotros, y por eso lo ideal es asegurarla con las mejores coberturas. Pero, ¿tiene los mismos riesgos una vivienda deshabitada?

En las siguientes líneas nos vamos a centrar en los riesgos climáticos que pueden afectar a una casa que no frecuentas y qué se debe hacer, además de quién la protege en el caso de cualquier tipo de riesgo, daño o catástrofe atmosférica.

Los daños producidos por agua, barro y nieve

En las pólizas de hogar es fundamental tener cuenta los riesgos naturales climáticos que, aunque pueden pasar desapercibidos en el momento de la contratación del seguro, lo cierto es que cada vez son más comunes. Y, una vivienda deshabitada también necesita asegurarse contra las inclemencias del clima, con más motivo, si cabe, porque lo más probable es que no estemos allí para actuar, evitando males mayores cuando ocurren. A continuación, te detallamos los elementos del tiempo atmosférico que puede cubrir tu seguro de hogar contando con la garantía correspondiente:

Daños por lluvia en el seguro de hogar

Los daños por agua de lluvia están cubiertos con el seguro de hogar, siempre y cuando la intensidad de la precipitación supere el límite determinado en las condiciones del contrato: 40 litros por metro cuadrado y hora es una cifra habitual en muchas pólizas. Las lluvias torrenciales y las grandes riadas que generan grandes estragos en nuestro país con el desbordamiento de los ríos.

Extracción de lodos en el seguro de hogar

La aseguradora cubre los gastos que se generen en el caso de que el asegurado necesite extraer el lodo que, a causa de la lluvia, la nieve u otro fenómeno atmosférico recogido en el contrato del seguro, se haya acumulado en la vivienda.

Daños por pedrisco en el seguro de hogar

¿Cubre el seguro los daños por granizo en una vivienda? La respuesta es sí, todo dependiendo lo que tu póliza cubra. Son muy frecuentes las roturas en tejados y terrazas como consecuencia del pedrisco. Los cristales también podrían verse afectados. Si cae granizo, los daños que se produzcan en tu hogar también estarán cubiertos por el seguro.

Daños por nieve en el seguro de hogar

Cuando la vivienda sufre daños a causa de la nieve, el seguro de hogar también lo contempla. No se fija una intensidad de precipitación mínima y la cobertura cubre los desperfectos que se ocasionen por la acumulación y el desprendimiento de la nieve en los tejados, siempre que estos hayan mantenido un buen estado de conservación hasta el momento.

Daños por viento en el seguro de hogar

Se cubren los daños provocados por fuertes vientos en la vivienda: desprendimiento de toldos y otros elementos del jardín, caída de árboles, etc. La velocidad del viento en el seguro de hogar es un factor determinante para que se cubra.

Habitualmente, la intensidad necesaria para que la cobertura se active se fija en los 80 o 90 km/h. Como ejemplo, tenemos los fuertes vientos de la costa, que tantas caídas de árboles u otros elementos llegan a causar sobre las casas.

Como puedes ver, la cobertura de fenómenos atmosféricos nos protege frente a los riesgos reales que pueden producirse en nuestro país, especialmente durante los cambios de estación. Por ello, contar con esta garantía en nuestro seguro de hogar es esencial para vivir con tranquilidad, especialmente si se trata de un inmueble desocupado.

Los daños producidos por tormenta y electricidad

Los daños producidos por una tormenta eléctrica merecen una mención en un apartado distinto porque están cubiertos por una garantía diferente. La caída de rayo está contemplada en una cobertura que se conoce como “Incendio, explosión y caída de rayo”. Es importante destacar que cuando una tormenta tiene lugar, puede afectar a elementos distintos de la vivienda:

  • Electrodomésticos, como el frigorífico, el lavavajillas o el horno.
  • Aparatos eléctricos como el televisor, el ordenador o la videoconsola.
  • El circuito eléctrico de la vivienda.

Cuando una descarga eléctrica por la caída de un rayo produce daños en cualquiera de estos elementos, quedan cubiertos por tu seguro de hogar. Además, si cuentas con la cobertura de daños eléctricos, igualmente están protegidos en caso de que se estropeen por una alteración de la corriente eléctrica o un cortocircuito, aunque no haya habido tormenta en la localidad donde se encuentra el inmueble asegurado.

¿Qué hacer en estos casos si mi vivienda está deshabitada?

En primer lugar, para evitar las preocupaciones por los daños que puedan causar los fenómenos atmosféricos en una vivienda deshabitada, es esencial revisar que tu casa esté protegida de forma segura:

  • Por un lado, debes vigilar que su conservación y mantenimiento son los adecuados. Por ejemplo, es importante que te fijes en si cuenta con canalones, desagües suficientes o de si el techo se encuentra en buen estado, entre otras cuestiones.
  • Además, es esencial que la vivienda cuente con un seguro de hogar que incluya la cobertura de fenómenos atmosféricos. Ten en cuenta que en algunas pólizas puede venir denominada como “otros daños”.

Cómo actuar en caso de siniestro medioambiental

Si tienes seguro de hogar en una vivienda deshabitada y sufres daños en la misma por un fenómeno meteorológico, deberás seguir un sencillo proceso:

  1. Avisa a tu aseguradora. Es importante que informes a la compañía de la fecha y la hora aproximada en que tuvo lugar el siniestro.
  2. En un plazo que no suele ser superior a 48 horas, un perito se desplazará a la vivienda para valorar los daños. Tendrás que desplazarte al inmueble para ello o bien avisar a una persona de tu confianza que tenga llave para entrar.
  3. Finalmente tu aseguradora te cubrirá el siniestro, si procede. En la gran mayoría de las ocasiones, te dará a elegir entre recibir una indemnización o enviar a los reparadores oportunos para subsanar los daños.

¿Cuándo interviene el Consorcio?

La situación geográfica de España impide que seamos una zona con alta probabilidad de sufrir grandes catástrofes naturales, como maremotos o huracanes.

Pero en caso de que los riesgos anteriormente citados a los que sí que estamos expuestos (o incluso otros inesperados) tengan una fuerza inusual y provoquen daños extraordinarios, el Consorcio de Compensación de Seguros y Riesgos Extraordinarios se encarga de garantizar el cobro de las indemnizaciones de los asegurados. Es importante que sepas que los seguros de hogar son consorciables, y esto quiere decir que sólo en caso de que nuestra vivienda esté asegurada y sufra daños extraordinarios por causas medioambientales, queda protegida por este organismo.

Conclusiones

El seguro de hogar es esencial para cualquier vivienda y, lo es igualmente en caso de que se trate de una vivienda deshabitada. En concreto, este tipo de inmuebles deben estar especialmente protegidos ante los riesgos climáticos a través de la cobertura de fenómenos atmosféricos que te respalda en caso de que se produzcan daños a causa de diferentes eventualidades climatológica:

Por otra parte, es importante tener en cuenta que hay un fenómeno medioambiental cubierto por otra cobertura. Se trata de la caída de rayo, contemplada en la conocida como “Incendio, explosión y caída de rayo”, otra garantía imprescindible en cualquier seguro de hogar que cubre los electrodomésticos, los aparatos eléctricos y el circuito eléctrico de la casa si sufren daños por causa de una tormenta eléctrica.

Estas dos coberturas son cruciales para una vivienda deshabitada. Además, a esta protección deberías añadir fijarte en la conservación y realizar las tareas de mantenimiento necesarias. Y, en caso de siniestro medioambiental únicamente tendrás que seguir tres pasos elementales:

  1. Avisar a tu compañía
  2. Atender al perito para la valoración de los daños.
  3. Recibir la indemnización o a los reparadores.

En caso de que los fenómenos atmosféricos tengan una fuerza inusual y/o produzcan daños extraordinarios, se haría cargo el Consorcio de Compensación de Seguros.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 13 =