Seguro para comercio: continente y contenido del local

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 4.1 basado en 16 valoraciones

Definición de continente y contenido en un seguro para locales comerciales

Seguro para comercio: continente y contenido del local

¿Eres el propietario de un comercio? Si es así, te interesará mucho conocer lo prácticos que resultan los seguros para locales y cómo pueden ayudarte a proteger tu negocio. Este artículo se centra en explicar algunos conceptos clave del seguro para comercio y por qué continente y contenido son tan importantes a la hora de firmar las condiciones de la póliza.

Diferencia entre continente y contenido en un seguro de local comercial

Un seguro para locales comerciales ofrece distintas coberturas que protegen al propietario del negocio frente a distintas situaciones desafortunadas, como un incendio, un escape de agua de una tubería o la rotura de un escaparate entre otras. Si alguna vez has revisado una póliza o visitado la página web de una aseguradora, habrás comprobado que para cada garantía se indica si protege el continente, el contenido o ambas opciones. ¿Podrías diferenciar el uno del otro? Te mostramos cómo a continuación.

El continente, una cuestión de estructura

El continente es todo aquello que constituye la estructura del local, es decir los elementos de construcción: como las paredes, suelos, techo, puertas, ventanas, persianas. También se incluyen las instalaciones eléctricas, de agua, climatización y sanitarios. Incluso se consideran continente aparatos fijos como calderas, radiadores o transformadores. Es muy importante que tengas en cuenta todo esto a la hora de decidir el capital por el que quieres asegurarlo todo y comprobar que las garantías que contrates protegen también el continente.

Si eres el propietario del local, te interesará asegurar todo el valor del edificio, teniendo en cuenta lo que costaría su reconstrucción completa: esto es el valor del continente del local. Actualmente, éste ronda entre los 700 y los 900 € por metro cuadrado. Las aseguradoras tienen en cuenta diferentes aspectos para realizar este cálculo:

  • El valor de reconstrucción
  • La superficie
  • La calidad de los materiales

Si eres inquilino, existen otras opciones interesantes, como asegurar un importe “a primer riesgo”, para cubrir los daños más frecuentes y evitar que estos afecten al normal desarrollo de la actividad, esperando a que el propietario los repare. Y si has realizado alguna obra o reforma en el local, las mejores compañías te ofrecen la opción de proteger también esa inversión.

El contenido, sencillamente, lo que hay dentro

  • El contenido se refiere a los bienes que se encuentran en el interior del local. A grandes rasgos, podemos hablar de:
  • Mobiliario
  • Ajuar comercial
  • Objetos y pertenencias de empleados
  • Existencias y mercancías a la venta y en almacén
  • Maquinaria de negocio, herramientas y aparatos eléctricos

A la hora de contratar un seguro para tiendas, por ejemplo, te recomendamos hacer un inventario aproximado del importe de todos los elementos que forman parte del contenido y qué coberturas les afectan. Si suponemos que se trata de una tienda de moda, formaría parte del contenido toda la ropa que hay en el interior, también perchas, zapatos, cajas registradoras, espejos, cortinas y uniformes, entre otros enseres.

Siguiendo con este ejemplo, si contrataras una póliza que incluyera la garantía de incendios solo para el continente, quiere decir que, si sufres un fallo del cableado eléctrico y se origina un fuego que dañe paredes, puertas y pierdes varias cajas de mercancías, el seguro solo te reparará los daños ocasionados a las paredes y puertas.

No te indemnizará por los artículos de moda que se hayan quemado, ni tampoco por ninguna otra de las pertenencias de la tienda que se ha mencionado en el listado haciendo referencia al contenido.

Y si tus existencias varían según la temporada del año, es muy aconsejable tenerlo en cuenta y consultar con tu mediador de seguros si la póliza te ofrece alguna opción para que siempre tengas tus bienes perfectamente protegidos. En cualquier caso, es importante que también realices un cálculo acertado del valor del contenido. Para ello, en el inventario debe figurar el valor de los bienes que hay en el interior del local teniendo en cuenta el precio en el momento de la compra y su devaluación.

El ejemplo de la casa de muñecas

En un seguro de hogar, el continente y el contenido se pueden describir de manera análoga para entender aún mejor el concepto. Es fácil imaginar una vivienda cualquiera convertida en una casa de muñecas. Básicamente se entiende como contenido todo aquello que pudiera caerse si pusiéramos la casa boca abajo.

El resto formaría parte del contenido, salvo excepciones, como por ejemplo una campana extractora, algo que está anclado a la pared y que habitualmente las compañías de seguros consideran que forma parte del contenido.

Tu actividad protegida con un seguro para comercio

Las aseguradoras investigan constantemente sobre cómo facilitar las cosas a sus clientes, ofreciéndoles productos que solucionen problemas reales. De esta forma, surgieron los seguros para comercios: un producto dedicado a los propietarios de un pequeño negocio, preocupados por preservar el bienestar y la seguridad de su medio de vida.

En este seguro se ven contemplados los riesgos más comunes que podrían afectar a tu establecimiento comercial en cualquier momento y de forma inesperada como, por ejemplo, los incendios, los daños por agua, la Responsabilidad Civil, los daños atmosféricos, los daños eléctricos y otros, como los riesgos extensivos o los daños estéticos.

Garantías adicionales para una tranquilidad total en tu negocio

Un seguro de comercio, además de estar equipado con las coberturas básicas, debería contar con garantías adicionales, como pueden ser la de rotura de maquinaria, la de robo, la de defensa jurídica o la de pérdida de beneficios, la de atraco a los clientes, entre muchas otras, dedicadas al cuidado y la protección de tu negocio.

Plus Ultra te ofrece un seguro de comercio con coberturas para garantizar la continuidad de aquello que más te importa, ofreciéndote un producto que protege tu comercio y te proporciona la tranquilidad que necesitas para desarrollar la actividad comercial de tu negocio sin preocupaciones.

¿A qué esperas para asegurar tu comercio? No sufras por lo que pueda pasar, protégete y reduce tus preocupaciones gracias a los seguros para comercios y al apoyo continuo de tu aseguradora.

Las claves de un seguro para un local sin actividad

Si tienes un local comercial que tienes cerrado, es importante que recuerdes que también supone ciertos riesgos que están cubiertos por un seguro para comercio. Sin embargo, tiene sus particularidades, por lo que es importante revisar las condiciones del local para ajustar las coberturas de la póliza a tus necesidades.

Habitualmente, un local comercial parado, no tiene nada en su interior o tiene un contenido muy escaso, por lo que es importante valorar si merece la pena incluir la cobertura de daños al contenido en un seguro para un local vacío.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =