Recupera tus gastos en la farmacia gracias al seguro de salud

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 5 basado en 1 valoraciones

¿Reembolso de tu dinero en medicamentos? Tu seguro de salud puede hacerlo

¿Te has puesto enfermo y necesitas comprar medicamentos en la farmacia? ¿Te preocupa todo lo que vas a tener que gastar en ellos? Si tienes un seguro de salud podrás recuperar el dinero que hayas gastado en la farmacia. ¿Quieres descubrir cómo conseguir esta ventaja tan beneficiosa? Te lo explicamos en este artículo.

La cobertura de farmacia de los seguros de salud

¿Sabías que tu seguro de salud ofrece una forma de pagar menos por los medicamentos? Es conocido que su función principal es darte acceso a clínicas y médicos privados para evitar listas de espera y otros privilegios, pero muchos asegurados desconocen esta garantía tan ventajosa; el seguro de salud también te ofrece la cobertura de farmacia.

Esta cobertura se encarga de reembolsarte una parte porcentual del coste del fármaco que debas comprar. Normalmente no presenta restricciones de edad y, si los tiene, estas se refieren a avanzadas edades entre los 60 y los 75 años.

Una de las condiciones inamovibles y que hay que cumplir si se quiere disponer de este servicio es que todos y cada uno de los asegurados que estén dentro de un mismo seguro médico también deben contratar la cobertura. De no ser así, esta no será válida.

¿Cuáles son estos límites económicos?

Lo cierto es que cada compañía de seguros fija el porcentaje que va a abonar al asegurado por cada medicina, pero dependerá del tipo de contrato del que disponga el segundo.

Normalmente, las aseguradoras reembolsan aproximadamente un 50% de los gastos en los asegurados que tienen los seguros más básicos, en cambio, en aquellos que hayan contratado los seguros médicos más completos, les reembolsarán un 80% del gasto en fármacos.

La gran mayoría de compañías suelen imponer un límite de gasto, alrededor de los 200 o 300 euros cada año.

Algunos datos sobre la sanidad pública

Existen algunas medicinas que los farmacéuticos no pueden dar a sus clientes si no les presentan una receta médica previamente. La Seguridad Social subvenciona en parte o en su totalidad algunos medicamentos que se consideran necesarios. Cuando un fármaco no está subvencionado al 100%, los usuarios deben pagar entre un 40% y un 60% del precio total, en función de la renta de cada uno; sin embargo, los pensionistas, únicamente deben pagar el 10% del precio de los medicamentos y aquellos  denominados “de aportación reducida” cuyo precio máximo es de 4,24 euros.

Aunque la Seguridad Social se encarga de subvencionar algunos de los fármacos más esenciales, hay muchos otros que no se encuentran en esta condición y presentan un precio bastante elevado. Este es uno de los problemas con los que se encuentran muchos ciudadanos enfermos. En ocasiones, se ven obligados a renunciar a alguno de ellos únicamente por no poder permitírselo económicamente.

El seguro de salud, una solución excepcional

Contratando un seguro de salud podrás dejar de preocuparte por los gastos que hagas en tu farmacia. Además, solicitando el reembolso porcentual del precio de los fármacos que necesitas, no solo conseguirás el producto por menos sino que también estarás ahorrando.

Consigue recuperar tu buen estado de salud y vive más tranquilo. Gracias a tu seguro médico, también podrás disfrutar de otras coberturas y servicios relacionados con tu bienestar, como por ejemplo, la cobertura de asistencia psicológica o la medicina preventiva, y gracias al amplio cuadro médico que puede ofrecerte tu aseguradora, podrás acceder a las mejores clínicas y médicos de tu ciudad.

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + uno =