¿Qué es un seguro con franquicia? Te contamos los detalles de tu póliza para el coche

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 4 basado en 1 valoraciones

que es un seguro con franquicia para el coche

Cuando compramos un coche, los seguros a terceros, las coberturas contra robo del coche y las pólizas a todo riesgo son opciones muy habituales. Aunque la mayoría estamos familiarizados con estas pólizas, existen otras opciones que no se mencionan tan a menudo, como el seguro con franquicia.

Aunque contar con uno puede ayudarnos a abaratar costes y obtener otras ventajas, muchos conductores todavía no saben qué es un seguro con franquicia. En este artículo te contamos qué son y cómo funcionan los seguros con franquicia, y te indicamos las diferencias principales con un seguro sin franquicia.

¿Qué es franquicia en el seguro del coche? ¿Qué es todo riesgo con franquicia?

Para entender qué es la franquicia en el seguro de coche, lo primero que debemos tener en cuenta es que contar con una no influye en la mayoría de las coberturas que contratemos para nuestro coche, por lo que estaremos protegidos en los mismos casos tanto si tenemos una franquicia como si no la tenemos. Como veremos a continuación, la diferencia principal está en la cuantía de esa cobertura: la compañía no se hace cargo de todos los costes a cambio de algunas ventajas para el asegurado.

Seguro con franquicia: ¿qué significa?

El seguro con franquicia puede definirse como un acuerdo entre la compañía de seguros y el asegurado. Mediante este compromiso, las dos partes determinan que el asegurado pagará una cantidad inferior por las coberturas del seguro, a cambio de encargarse de una parte de los costes en caso de accidente o cualquier otra circunstancia.

En ese sentido, la franquicia no es más que la suma de la que se hace cargo el asegurado cuando se produce una circunstancia en la que actúa el seguro. Así, cada vez que haya un parte por robo o accidente, la compañía indemnizará al asegurado sólo por un porcentaje de los costes de reparación. El conductor deberá pagar el resto, pero podrá hacerlo porque paga un precio inferior al de que pagaría por el mismo seguro sin franquicia.

Seguro sin franquicia: ¿qué significa?

Teniendo en cuenta lo anterior, queda clara la diferencia entre un seguro con franquicia y uno sin ella: la contratación de un seguro sin franquicia implica que la compañía de seguros se hará cargo de cubrir todos los gastos que se deriven de una situación contemplada en su póliza, y por lo tanto el conductor no tendrá que encargarse de nada.

El pago del 100% de los gastos por parte de la aseguradora es, sin duda, la principal ventaja de contar con un seguro sin franquicia. Sin embargo, ese beneficio sólo se obtiene en caso de que se produzca una circunstancia en la que deba actuar el seguro: el resto del tiempo, deberemos pagar un precio más elevado por contar con la póliza.

Seguros con franquicia: ¿cómo funcionan?

El funcionamiento del seguro con franquicia es muy sencillo: mediante la firma del contrato de seguro de coche, el asegurado se compromete a pagar una cantidad determinada en caso de accidente o cualquier tipo de siniestro. Por su parte, el seguro asumirá el coste del resto de gastos por encima de esa cantidad determinada. Dependiendo del contrato, la franquicia que asuma el asegurado será un porcentaje o una suma concreta.

Teniendo en cuenta que las coberturas son las mismas, la elección de una franquicia dependerá de la cantidad que el conductor está dispuesto a pagar en caso de que tenga lugar un siniestro. Como es lógico, cuanto mayor sea la franquicia, más rebaja estará dispuesta a hacer la compañía de seguros en el pago de la prima por el seguro de coche.

Contratando un seguro con franquicia, es muy probable que ahorremos una cantidad notable del precio de la póliza, siempre y cuando no hayamos tenido ningún accidente o siniestro. Por ese motivo es habitual contratar un seguro con franquicia cuando adquirimos un coche nuevo: es mucho menos probable que se estropee, por lo que un seguro a todo riesgo con franquicia nos permite estar protegidos y pagar una póliza con un descuento sustancial.

Personaliza tu cobertura

La opción de contratar un seguro con franquicia puede ser muy beneficiosa en casos concretos más allá de la compra de un coche nuevo: también es útil en el caso de conductores con mucha experiencia, cuando usamos el vehículo con muy poca frecuencia o en trayectos habituales en los que el riesgo de sufrir un accidente es muy bajo. También hay que tener en cuenta que ciertos seguros con franquicia incluyen coberturas en las que ésta no se aplica.

Lo mejor es analizar nuestra situación como conductores y tomar la decisión que mejor se adapte a nuestras circunstancias. Escojamos franquicia o no, siempre es recomendable contar con una póliza que cubra el mayor número posible de circunstancias: si cuentas con un seguro de coche Plus Ultra Seguros a todo riesgo con o sin franquicia, puedes configurarlo con total libertad e incluir coberturas adicionales, como la asistencia desde el kilómetro 0 o la cobertura jurídica en caso de daño a terceros.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =