El seguro de hogar protege tu vivienda del impago del alquiler

seguro de hogar impago alquiler

El impago de alquiler es una cobertura de la que se puede beneficiar el propietario de una vivienda que se destina al arrendamiento. Puede ser también un producto en sí mismo si se contrata esta garantía a través de un seguro de protección jurídica para arrendadores.

Los seguros de impago de alquiler están, sin duda, entre los mejor valorados por los propietarios. Concretamente, por tres grandes ventajas:

Cobro ‘sí o sí’ de la renta

La ventaja más evidente de estos seguros es que el propietario tiene su renta asegurada, incluso si se produce el impago del alquiler por causas justificadas o no justificadas. Por supuesto, este seguro tiene un coste, lo que significa que una vez descontado éste, el beneficio neto para el propietario por el alquiler de su vivienda es ligeramente inferior. Pero se trata de un ‘peaje’ que los arrendadores tienen que pagar para tener la tranquildad de estar cubiertos si se da esta situación con el inquilino.

Según la renta mensual a asegurar, este seguro de vivienda en alquiler tendrás un coste u otro, y según el acuerdo entre arrendador e inquilino, parte del coste de este seguro se puede imputar en la renta mensual.

Delegación de las gestiones más ‘engorrosas’

El impago del alquiler de un inquilino es una de las situaciones menos deseadas por un arrendatario, tanto por la situación e inconvenientes que supone así como por las gestiones que hay que iniciar y llevar a cabo (notificaciones, denuncias, etc.).

Con un seguro de hogar para vivienda en alquiler como los de Plus Ultra, puedes contar con esta cobertura de impago y que sean , nuestros especialistas quienes se encarguen de todos los trámites necesarios para resolver el conflicto que suponga, así como de darte la protección jurídica que necesites

Un filtro eficaz para elegir inquilino

Por último, la tercera de las ventajas que podemos citar se da en realidad al principio del proceso y sirve como medida de prevención: establecer un filtro para elegir quién vivirá en alquiler en tu vivienda arrendada. Un filtro que desde las aseguradoras suele ser de carácter económico: se realizan estudios de viabilidad para saber si el inquilino tiene realmente la capacidad para hacer frente a la renta del alquiler.

Solicitar avales o fianzas elevadas suele ser una medida sencilla y eficaz, pero a largo plazo pueden resultar más convenientes los estudios de viabilidad. Es decir, analizar si el inquilino tiene o no un puesto de trabajo y, en ese caso, con qué características (sueldo, antigüedad, posibilidades de progreso futuro, etc.). También se pueden tener en cuenta otros aspectos como deudas vigentes, currículum laboral, formación académica y un largo etcétera de supuestos.

Otras ventajas más allá del impago: los daños

Además del impago de alquiler, los seguros de vivienda en alquiler suelen tener otras muchas ventajas, especialmente con respecto a los daños. ¿Sabías que estos productos cubren desperfectos de muy diferente tipo? Por ejemplo, los causados por el propio inquilino, intencionadamente o no. También pueden ofrecer protección en relación a otros actos de vandalismo, por parte de terceras personas no presentes en el contrato de alquiler. Además, las averías (electricidad, fontanería, etc.) también están cubiertas, así como los daños causados por fenómenos naturales y catástrofes (inundaciones, incendios, etc.).

Solicita más información sobre los seguros de Plus Ultra y experimenta la tranquilidad de alquilar sin riesgos.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *