El seguro de impago de alquiler: requisitos y ventajas

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 4 basado en 2 valoraciones

 

seguro de hogar impago alquiler

Los desahucios con motivo de impago de alquiler tienen una tendencia creciente en España. Por ejemplo, crecieron habiendo crecido un 6,1% en el segundo trimestre de 2018. Es en Las Comunidades de Cataluña y Madrid se llevan la palma en donde más se dan este tipo de desahucios, donde en el mismo año aumentaron habiendo aumentado un 10% con respecto al año anterior.

Con estos datos, Actualmente en nuestro país, sitúa el impago de alquiler entre es uno de los mayores riesgos que corre el propietario de cualquier una vivienda alquilada. Y por ello cada vez es más frecuente y resulta para el arrendador muy interesante, Afortunadamente, es posible amortiguar los efectos de la morosidad contar con un seguro de impago de alquiler. Los requisitos son mínimos y las ventajas realmente interesantes. ¿Tienes una vivienda alquilada? En este post te explicamos cómo te puede beneficiar.

Los requisitos para contratar un seguro de impago de alquiler

¿Eres propietario de una vivienda? Un Debes saber que tu seguro de hogar puede incluir una cobertura de seguro de impago de alquiler. Este seguro incluye diversas coberturas que respaldan al propietario de la vivienda en diferentes multitud de circunstancias, siendo una muy importante la que cubre el impago del alquiler de tu vivienda arrendada. Desde el momento en el que se sentencia el desahucio del inquilino, las cantidades impagadas por éste quedan cubiertas, siempre que se haya producido el impago de cuatro rentas mensuales consecutivas. las cantidades impagadas por el inquilino. Estas cantidades quedan cubiertas siendo la principal aquella que cubre y su principal es hacerse responsable de las deudas que los inquilinos contraigan con él.

Para la contratación de este tipo de seguros, La única condición para que el seguro de impago de alquiler se haga cargo de las rentas pendientes es que el propietario permita a la aseguradora suele participar en la elección aprobación del inquilino a la hora de firmar el contrato del alquiler, a través de un estudio de solvencia económica. Así, con Este estudio se puede implicar el descarte descartar como inquilino a algunas personas. Algunos de los requisitos a cumplir por el inquilino y el alquiler son los siguientes: Es decir, la compañía se responsabiliza de los impagos siempre y cuando el inquilino y las condiciones del alquiler cumplan con una serie de requisitos:

El inquilino no debe estar incluido en ninguna lista de morosos.

El importe del alquiler anualmente debe ser inferior al 45% de los ingresos anuales que recibe el arrendatario.

El contrato laboral del inquilino debe tener más de un año de duración.

El seguro de impago de alquiler, ¿quién lo paga?

El seguro de impago de alquiler supone una protección para el propietario de la vivienda, por ello, también es un requisito que sea éste el titular de la póliza y responsable del abono de las cuotas. Por otra parte, se trata de un beneficio que aporta valor al alquiler y tranquilidad para todas las partes del contrato, gracias a todas las ventajas que se explican a continuación.

Un seguro para la protección de los pagos del alquiler, ante daños y en caso de juicio

Los seguros de impago de alquiler están, sin duda, entre los mejor valorados por los propietarios. Concretamente, por tres grandes ventajas:

Un filtro eficaz para elegir inquilino

Una de las ventajas principales que podemos citar se da al principio del proceso y sirve como medida de prevención: un estudio de solvencia que sirve para elegir quién vivirá en alquiler en tu vivienda arrendada.

Tal como hemos detallado, se trata de un requisito para que la compañía se haga cargo de los posibles impagos, pero también se trata de una herramienta para elegir a un inquilino con bajo riesgo de impago, un filtro de carácter económico mediante el que se analiza la viabilidad para saber si el inquilino tiene realmente la capacidad para hacer frente a la renta del alquiler.

Aseguras el cobro de la renta de alquiler Cobro ‘sí o sí’ de la renta

La ventaja más evidente de este tipo de pólizas es que el propietario de la vivienda arrendada, tiene su renta asegurada. Tanto si se produce por causas justificadas, como si no, el seguro aporta una especial protección de los pagos del alquiler.

Por supuesto, este seguro tiene un coste, lo que significa que una vez descontado éste, el beneficio neto para el propietario por el alquiler de su vivienda es ligeramente inferior. Pero se trata de un ‘peaje’ que los arrendadores tienen que pagar para tener la tranquilidad de estar cubiertos si se da esta situación con el inquilino.

El buen estado de la vivienda, garantizado

Además del impago de alquiler, los seguros de impago de alquiler suelen tener otras muchas ventajas, especialmente con respecto a los daños.

¿Sabías que estos seguros cubren los actos vandálicos por parte del inquilino? ¡Pues sí! En caso de que alguno de los habitantes ocasione desperfectos en la vivienda, los daños quedan cubiertos, ya sean intencionados o no. Y, por supuesto, también están incluidos los actos vandálicos procedente de otras personas ajenas.

Delegación de las gestiones más ‘engorrosas’

Las posibles subidas del alquiler no tienen por qué ser proporcionales al IPC, de acuerdo con la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Esta circunstancia, junto con la situación de la oferta y demanda del alquiler explica las fuertes subidas en el precio del alquiler que hemos experimentado en los últimos años. Esto ha conducido a muchos inquilinos a forzar su nivel de ingresos para poder optar a una vivienda, dando como resultado a frecuentes deudas con sus caseros.

Además, la LAU permite iniciar los pasos para el desalojo desde el primer mes de impago, lo que ha propiciado que miles de propietarios se vean envueltos en procesos judiciales por este motivo. Si tienes un seguro de impago de alquiler, puedes contar con una cobertura de asistencia jurídica que, a través de especialistas, se encarga de los trámites necesarios para resolver el posible conflicto.

La cobertura de los imprevistos en una vivienda alquilada

El seguro de impago de alquiler está diseñado para viviendas y, por tanto, también cumple con la función de proteger la tuya ante los imprevistos típicos del hogar. Así, también puedes transmitir esta tranquilidad a los inquilinos, sabiendo que habrá una respuesta efectiva en caso de accidentes, gracias a estas coberturas básicas:

Daños por fuego: incendio, explosión y caída de rayo

Tu vivienda alquilada queda protegida de los incendios con un seguro de impago de alquiler. Los daños producidos por acción directa de una llama, por explosiones de instalaciones o de cualquier aparato en la vivienda están contemplados en la póliza. Lo mismo si algo se estropea por caída de rayo.

Daños por agua: inundaciones, roturas y filtraciones

Los daños por agua se encuentran entre los siniestros domésticos más comunes. ¿Cómo podían faltar en una póliza pensada para las viviendas en alquiler? Sin lugar a dudas, puedes estar tranquilo ante escapes accidentales, roturas o grifos abiertos, incluso si las humedades proceden de tus vecinos.

Daños eléctricos: subidas de tensión y cortocircuitos

El seguro de impago de alquiler también te respalda en caso de subidas de tensión, cortocircuitos o aparatos que sufren daños por sobrecargas.

Daños por fenómenos atmosféricos

Las viviendas alquiladas no son inmunes a las inclemencias del tiempo. Por eso, el seguro de impago de alquiler incluye una cobertura para apoyarte cuando estos sucesos producen desperfectos en tu vivienda.

Daños por roturas de lunas, cristales, mármoles, etc

Existen ciertos elementos en la vivienda que son especialmente susceptibles a roturas, y más cuando se trata de una vivienda alquilada. Este seguro te garantiza la reparación o reposición de espejos, cristales o mármoles, que formen parte de muebles o electrodomésticos. Igualmente, tienes cubiertos los cristales de puertas y ventanas, la placa vitrocerámica o de inducción, así como los sanitarios fijos.

Conclusión

Si buscas un seguro para una vivienda en alquiler siempre es mejor que elijas uno que esté especializado en este tipo de situaciones, ya que te aportará un extra de garantías: tendrás la protección que todo hogar necesita por incluir un repertorio amplio de coberturas relacionadas con riesgos frecuentes y al mismo tiempo te aseguras las rentas del alquiler así como la ayuda profesional necesaria en caso de conflicto.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + catorce =