¿Cuáles son los seguros obligatorios en una hipoteca?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 3.9 basado en 8 valoraciones

Los seguros vinculados a hipotecas

Encontrar la vivienda que será nuestro hogar es una de las decisiones más importantes a las que nos enfrentamos. Invertimos mucho tiempo e ilusión en su búsqueda y, cuando por fin encontramos la que se encaja con nuestras expectativas, adquirimos una hipoteca.

Este proceso, que se repite con tanta frecuencia en nuestros días, incluye la contratación de varios seguros obligatorios en una hipoteca. ¿Los conoces? En este post te indicamos cuáles son, explicando al detalle su vinculación con un préstamo hipotecario.

Seguros vinculados a hipotecas

La contratación de una hipoteca trae consigo ciertos compromisos con el banco que a veces pueden ocasionar ciertas dudas. ¿Qué dice la ley al respecto?, ¿a qué tipo de adquisiciones estamos obligados? La realidad es que existen algunos seguros vinculados a las hipotecas que debemos contratar de manera obligatoria:

  1. Seguro de vida
  2. Seguro de hogar

¿Los seguros son obligatorios con la hipoteca?

La respuesta es depende. No todos los seguros son obligatorios con la hipoteca que adquieres en el banco, pero los dos que hemos señalado sí debes contratarlos para cumplir con lo que marca la ley.

Seguro de vida vinculado a la hipoteca

Contratar un seguro de vida en una hipoteca es obligatorio. Ahora bien, es importante que sepas que no tienes por qué elegir la alternativa impuesta por el banco que te ofrece el préstamo. Es cierto que, la gran mayoría, ofrecen condiciones más ventajosas a cambio de que adquieras una serie de productos con la entidad bancaria, entre ellos, el seguro de vida; pero esto no quiere decir que no puedas negociar y estudiar otras posibilidades en el mercado.

¿Por qué es obligatorio el seguro de vida?

En el momento de firmar la hipoteca debes contratar un seguro de vida porque de otro modo, en caso de fallecer (o sufrir una invalidez permanente) las personas con los ingresos suficientes para afrontar las cuotas y que se han comprometido a ello, es posible que el banco tuviera que asumir la propiedad de la vivienda. Esta situación es un perjuicio tanto para los intereses del banco como para los posibles herederos de la misma, que habitualmente son los hijos. En cambio, gracias al seguro de vida, consta de manera explícita quiénes son los beneficiarios, que comenzarían a ser los propietarios sin asumir coste alguno en caso de fallecimiento del titular.

Seguro de hogar vinculado a la hipoteca

El seguro de hogar en una hipoteca es obligatorio igual que lo es el seguro de vida. De manera análoga, los bancos suelen ofrecerlo como un pack aparentemente indivisible junto con otros productos, pero tampoco tienes por qué contratar el que tu entidad bancaria te ofrezca. En las próximas líneas te explicamos la razón por la que necesitas un seguro de hogar y cuál es la relación de este producto con las entidades bancarias.

¿Por qué es obligatorio el seguro de hogar?

La contratación de un seguro de hogar es obligatoria si tu vivienda está hipotecada; pero solo para las coberturas básicas. Según la Ley de Regulación del Mercado Hipotecario, el seguro se hace por el valor catastral del inmueble (excluyendo el valor del suelo) para garantizar el pago de la hipoteca en caso de sufrir algún daño, donde encontramos los originados por incendios, explosión y elementos naturales como tormentas, el granizo y hundimientos del terreno entre otros.

El seguro de hogar más allá del deber

Es importante señalar que, aunque estas coberturas básicas nos cubren las mínimas garantías legales necesarias para proteger el continente de nuestra vivienda hipotecada, son muchos los imprevistos que puede sufrir nuestro hogar y que no están contemplados por esta modalidad. Por esta razón, es muy recomendable reforzar la protección de nuestro hogar con coberturas adicionales, que nos respalden en caso de sufrir siniestros mucho más frecuentes y probables como el robo, los daños eléctricos o incluso algunas de las travesuras de nuestros hijos.

La protección de las zonas comunes

En esta línea es vital que no te olvides de las zonas que compartes con tus vecinos en caso de que vivas en una comunidad. Si has adquirido una hipoteca hace poco, es probable que seas nuevo en la finca. ¿Te imaginas el alcance que podría tener un incendio en tu edificio? Revisar el tipo de póliza que tiene la comunidad podría ser crucial para evitar complicaciones futuras graves. La contratación de un seguro de comunidades aporta una protección gracias a la inclusión de garantías básicas que también son obligatorias en muchas Comunidades Autónomas.

Reforma de la ley hipotecaria y los seguros

La reforma de la Ley Hipotecaria de 2019 ha supuesto más libertad para todos aquellos que tengan una hipoteca y que necesiten contratar varios seguros:

  1. Los bancos ya no pueden vender seguros vinculados a cualquier tipo de hipoteca.
  2. Únicamente pueden ofrecerlos en caso de que te beneficie y es el Banco de España quien establece estos criterios.
  3. El banco no puede penalizarte ofreciéndote condiciones desfavorables en la hipoteca solo por elegir una póliza de otra compañía.
  4. La entidad bancaria puede exigir que contrates un seguro de vida, pero no puede imponer que sea de su oferta, tal como ocurría antes de esta reforma.

Sí, eres libre para elegir tu seguro

Es fundamental que seas consciente de que no estás obligado a contratar ninguna de las dos pólizas que exige la ley con la entidad financiera que te ha concedido la hipoteca. Aunque el banco siempre te ofrecerá contratar su seguro planteándotelo como un ahorro en trámites, fácil y rápido, siempre prevalece tu derecho y tu libertad para contratar el que prefieras. Escoge la entidad o compañía cuyas coberturas y servicios mejor se adapten a tus necesidades.

¿Y si ya tengo mi seguro con el banco?

En caso de que ya tengas vinculado tu seguro con la entidad bancaria que te ha concedido la hipoteca, debes saber que siempre puedes aplicar tu derecho de desistimiento, cancelarlo y optar por contratar una póliza con una aseguradora a través de unas sencillas pautas:

1- Anticípate. ¡Atento a la renovación del seguro!
Empieza los trámites lo antes posible y avisa a tu entidad financiera de tu deseo de cancelar la póliza un mes antes de que el contrato del seguro caduque. Es importante que lo hagas así, porque si no lo notificas y caduca el contrato, puede renovarse automáticamente.

2.-Elige el mejor seguro
En el momento en el que le comuniques al banco que quieres cesar el contrato del seguro, te solicitarán en su sustitución un certificado que justifique la vigencia de un seguro que cubra la vivienda hipotecada. Por tanto, podrás hacer dos cosas:

  1. Activar el nuevo seguro justo en el momento en el que caduque el anterior que tienes contratado con el banco.
  2. O bien, asumir durante un corto período de tiempo el pago de las dos pólizas.

Cuando la aseguradora te ceda el documento y el banco lo acepte, se cancelará el seguro anterior y podrás disfrutar de tu nueva póliza personalizada y especializada, con la tranquilidad de contar con el respaldo de una compañía flexible que se adapte a ti, y no al revés.

Conclusiones

El seguro de vida y el seguro de hogar son obligatorios en el momento de adquirir una hipoteca con una entidad bancaria. No obstante, gracias a la reforma de la Ley Hipotecaria realizada en 2019 tienes libertad absoluta para elegir los seguros de la compañía que te transmita más confianza. Y, si ya tienes el seguro con el banco y quieres cambiar a una aseguradora, lo más importante es que preste atención a la fecha de la renovación de la póliza para lograrlo de la forma más ventajosa posible.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 2 =