4 datos sobre el Síndrome de boca ardiente: qué es y cómo tratarlo

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 5 basado en 1 valoraciones

sintomas y tratamiento del sindrome de boca ardiente

Las enfermedades conocidas como “dinias” se definen por una sensación de quemazón o ardor en las partes del cuerpo que están en contacto con las mucosas. El síndrome de boca ardiente, también conocido como síndrome de la boca urente o glosodinia, se debe a causas fisiológicas complejas, y todavía se estudia el mecanismo exacto por el que aparece. A pesar de ello, sus síntomas son fáciles de identificar y ya se realizan tratamientos para paliarlos con cierto éxito. Te los indicamos a continuación.

Conoce qué es y qué características tiene el Síndrome de la Boca Urente

El síndrome de boca urente o ardiente se define como la presencia de una sensación de dolor y escozor en la cavidad bucal, que a pesar de esta patología no presenta anomalías visibles. Los pacientes de glosodinia suelen definir el problema como un ardor constante en la boca, que puede afectar de forma distinta a la lengua, el paladar, las encías y las otras partes de la cavidad oral. Aparece tanto de forma repentina como progresiva, y puede deberse a causas muy diversas.

Causas y síntomas de la boca ardiente

En función de las causas tras el síndrome de boca urente, los síntomas se clasifican según si son primarios o secundarios:

  • Los síntomas se consideran primarios cuando no se pueden identificar los problemas que los provocan. Ciertas teorías señalan como posible causa una afectación del sistema nervioso que provoca problemas en el sentido del gusto.
  • Mientras se habla de los síntomas secundarios cuando se pueden determinar las causas de la glosodinia. Varios problemas pueden generar síndrome de boca ardiente como afectación secundaria. Entre ellas se encuentran ciertas deficiencias nutricionales, la alergia a algunos alimentos o medicamentos, el reflujo estomacal e incluso factores psicológicos como la depresión o la ansiedad.

Tanto si son primarios como secundarios, los síntomas de la boca ardiente suelen consistir en la sensación de ardor en la boca, a los cambios o la pérdida del sentido del gusto, el entumecimiento y la sensación de sequedad en la cavidad oral.

Glosodinia: ¿cómo se cura?

El síndrome de boca ardiente recibe tratamiento distinto dependiendo de si está relacionado con otra patología o es primario. Normalmente, la glosodinia secundaria desaparece cuando se resuelve la enfermedad que la provocaba, por lo que su tratamiento depende del problema subyacente.

En cuanto al síndrome de boca ardiente primario, todavía no existe una cura, por lo que se suelen recomendar medidas para paliar los síntomas. Para la glosodinia, el tratamiento natural más habitual es la terapia cognitiva, que ayuda a convivir con los síntomas y llevar una vida normal. Además de ello, también se recomienda realizar enjuagues bucales con lidocaína y, en ocasiones, se recetan, bajo prescripción médica, analgésicos.

Confía en el diagnóstico de un profesional

Como hemos señalado, la única forma de solucionar la glosodinia secundaria es tratar la enfermedad primaria que la provoca. Además de darte soporte y recibir asesoramiento médico telefónico o presencial, es recomendable fortalecer el sistema inmune y llevar un estilo de vida saludable.

Si, a pesar de ello, padecemos síntomas que podrían deberse al síndrome de boca ardiente, es importante no sacar conclusiones de antemano. Puede deberse a una gran variedad de motivos, por lo que bajo ningún caso debemos autodiagnosticarnos ni automedicarnos. En todo caso, lo más aconsejable en todo caso es recurrir a los profesionales en medicina de tu seguro de salud.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + doce =