Síntomas de vista cansada: en qué influye el envejecimiento de nuestro cuerpo a la vista

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

El paso de los años nos afecta a todos: el cuerpo pierde fuerza y flexibilidad y los sentidos se hacen un poco menos precisos. En concreto, la vista es uno de los sentidos que antes se ve expuesta a los cambios de la edad.

A medida que nos hacemos mayores, todos desarrollamos algún problema de visión como la vista cansada. En este post hablaremos del envejecimiento de los ojos, y te explicaremos cómo tratar la presbicia.

¿El envejecimiento afecta a la vista?

El ojo es uno de los primeros órganos del cuerpo humano que se resiente con el paso del tiempo. Más allá de las enfermedades oculares que se derivan del envejecimiento, la visión también sufre una serie de cambios que son totalmente naturales:

  • Dificultad para enfocar: A partir de los 40 años al ojo le cuesta más enfocar el objeto concreto al que estamos mirando.
  • Menor sensibilidad cromática: El cristalino se vuelve más denso con el paso del tiempo, lo cual puede afectar a la forma como percibimos el color.
  • Necesidad de luz: Cuanto más pequeña se hace la pupila, más luz necesita el ojo para ver bien. Con la edad, la pupila mengua de tamaño y se nos hace más difícil ajustarnos a los cambios de luz.

Todos los cambios anteriores son normales y no afectan tanto a la visión como para considerarse enfermedades por sí solos Además, son bastante sencillos de corregir con la ayuda de un oftalmólogo, por lo que no es necesario preocuparse.

Causas que provocan el envejecimiento de los ojos y en qué enfermedades pueden derivar

Los cambios en el cristalino son la principal causa del envejecimiento de los ojos. El cristalino es una lente natural que permite enfocar los objetos cercanos como si se tratara del zoom de una cámara. A medida que pasa el tiempo, el cristalino pierde flexibilidad y se vuelve más denso. Eso hace que no pueda contraerse para enfocarse, dando lugar a la presbicia o vista cansada.

Además de la presbicia, hay otras enfermedades oculares que se vuelven más frecuentes en la población de edad avanzada. Alguna de ellas son:

  • Glaucoma: Esta enfermedad consiste en el aumento de la presión que ejerce el fluido intraocular en nuestro ojo. Aunque no es un problema único a la tercera edad, el riesgo de padecerla aumenta a partir de los 40 años.
  • DMAE o degeneración macular asociada a la edad: Como su nombre indica, esta enfermedad ocular ocurre con el paso del tiempo. Afecta a la visión central y genera dificultades de enfoque.
  • Cataratas: Este problema también tiene su origen en el cristalino, que se vuelve más opaco. Las cataratas son similares a ver a través de una ventana empañada.

Por suerte, la mayoría de estos problemas de visión tienen tratamiento. Si crees que padeces alguno de estos problemas, no dudes en consultar a un médico en persona o a través de un servicio de atención telefónica.

¿Sabes cuáles son los síntomas de la vista cansada?

La presbicia tiene un conjunto de síntomas frecuentes, algunos de los cuales son:

  • Dificultad para enfocar de cerca: Ver mal de cerca es el síntoma principal de la vista cansada. La rigidez del cristalino impide que se adapte a los objetos cercanos para verlos con detalle.
  • Necesidad de iluminación: Aunque puede pasar en gente que no padece presbicia, la vista cansada también hace más difícil leer con poca luz.
  • Otros problemas de lectura: Este síntoma está relacionado con la dificultad para enfocar. A menudo, durante la lectura puede dar la sensación de que unas letras están encima de otras.
  • Sobreesfuerzo visual en tareas cotidianas: Otras actividades como escribir o ir en coche hacen que forcemos los ojos para reenfocar la visión. Eso se traduce en ver mal de lejos después de mirar señales cercanas y viceversa.
  • Fatiga ocular: Todo el esfuerzo que aplicamos a las labores cotidianas genera una sensación de cansancio en los músculos del ojo.
  • Dolor de cabeza: A raíz de forzar los ojos, los dolores de cabeza pueden volverse cada vez más frecuentes.

Aunque la gente con vista cansada padece muchos de estos síntomas, no debes alarmarte si has sufrido alguno de ellos. No siempre son indicio de presbicia, por lo que lo mejor que puedes hacer es consultar con un médico para averiguar a qué se deben.

Tratamiento para cuidar la vista frente a la presbicia

Lamentablemente, la vista cansada está estrechamente relacionada con el envejecimiento del ojo. Por eso, no es posible prevenirla permanentemente. Aun así, fortalecer nuestro sistema inmune y tomar descansos frecuentes en actividades como la lectura puede ayudarnos a retrasar los síntomas.

En todo caso, la mejor solución a la presbicia no está en la prevención sino en el tratamiento correctivo, que puede ser de dos tipos:

  • Corrección óptica: Las gafas y las lentes de contacto son el tratamiento más habitual y más económico. En particular, el uso de lentes progresivas ayuda a enfocar desde cualquier distancia, puesto que las gafas cambian la graduación para adaptarse a todo tipo de enfoque.
  • Corrección quirúrgica: los avances tecnológicos han hecho posible corregir la vista cansada hasta cierto punto. Aunque a menudo la cirugía no reemplaza por completo el uso de gafas, sí que puede reducir la dependencia y aliviar otros síntomas de la presbicia.

Actualmente cabe también la posibilidad de implantar lentes intracorneales o intraoculares, que corrigen los problemas del cristalino o lo sustituyen completamente.

Cuida de tus ojos con ayuda de un profesional

La edad es la causa principal del envejecimiento de los ojos, y los problemas de vista cansada son difíciles de prevenir. Sin embargo, el paso del tiempo no es la única razón del desgaste ocular: no hay que olvidar que también influyen factores externos como la exposición continuada a la luz de las pantallas, la falta de tratamiento de problemas anteriores de visión o el uso constante de los ojos sin tomarse un descanso.

Por eso es muy importante cuidar la vista en general: nos ayuda a mantener el rendimiento de nuestros ojos y retrasar su envejecimiento natural. Sin duda, la mejor manera de fortalecer nuestra vista es contar con un especialista médico que nos asesore. No olvides que el seguro Cosalud Bienestar Senior incluye en su cuadro médico un amplio listado de profesionales médicos de la especialidad de oftalmología, de los que podrás disponer para cuidar tu vista sea cual se tu edad.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 8 =