6 técnicas para reparar el parquet de tu casa

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuacion: 0 basado en 0 valoraciones

El parquet nunca pasa de moda, pero hay que tener algo de cuidado con él. Aunque es un tipo de suelo muy vistoso, el material del suelo laminado tiende a deteriorarse con mayor facilidad o sufrir desperfectos que no aparecen en el gres o la piedra. Sin embargo, con un poco de esfuerzo y unas cuantas técnicas sencillas podemos arreglar nuestro parquet para que quede como nuevo.

En este post te indicaremos los desperfectos más comunes que pueden ocurrir en el parquet, y te daremos seis técnicas para repararlos en función del problema al que te enfrentes.

Cómo arreglar el parquet

Las técnicas para arreglar el parquet dependen de la forma como se haya deteriorado. En función de la gravedad del desperfecto, bastará con aplicar algún tipo de material para corregirlos o, en casos más graves, reemplazar algunas de las láminas. A continuación te indicamos las técnicas más adecuadas para reparar el parquet en cada caso distinto.

Reparar arañazos en el parquet

Uno de los motivos más comunes por los que hay que reparar el parquet son los arañazos que provocamos al arrastrar muebles pesados. La forma más sencilla de reparar los arañazos del parquet es aplicar un reparador y abrillantador líquido.

A continuación, solo hay que pulir la superficie en la que se encuentre el arañazo o aplicar masilla específica para parquet. En el caso de arañazos más profundos, es posible que sea necesario lijar. Después de ello, será necesario aplicar sellador y barnizar la lámina con poliuretano.

Arreglar el parquet estropeado por agua

Tanto si ha habido una fuga en la calefacción del suelo radiante por agua como si hemos mojado alguna de las láminas del parquet, es fundamental reparar el parquet dañado por humedad cuanto antes. Si el parquet se levanta a causa de la humedad ambiental, debemos comprar un deshumidificador para contrarrestar el efecto.

Eso sí, no se debe aplicar calor rápidamente o de forma muy agresiva porque puede hacer que aparezcan grietas en las tablas cuando recuperen su forma anterior. Si la humedad lo ha estropeado por completo, es necesario arreglar el parquet levantado y retirando las láminas afectadas y reemplazándolas como indicaremos a continuación.

Cómo cambiar una lama del suelo laminado

Para cambiar una lama del suelo laminado, es necesario levantar unos tres centímetros la última fila de láminas instaladas. Eso nos permitirá desenganchar el lado longitudinal de la anterior fila, y deslizar el canto transversal para que las láminas queden sueltas. Cuando llegamos a la lama deteriorada, la retiramos y la sustituimos

 

Reparar parquet astillado o agrietado

Otro problema habitual con el parquet es la aparición de astillas o grietas, que normalmente se deben a golpes leves o rozaduras con el calzado. También pueden deberse a cambios en la temperatura ambiente, al aumento de la humedad o a una fuga de agua que deteriore las láminas, como hemos mencionado anteriormente.

La buena noticia es que a menudo el astillado no supone un problema grave, y podemos solucionarlo igualando la superficie con masilla especial para láminas de parquet. Si, por el contrario, las láminas están muy deterioradas, debemos recurrir a lijar y barnizar el suelo o, en el peor de los casos, reemplazar las láminas afectadas por el problema en cuestión.

Reparar agujero parquet

No resulta muy difícil siempre y cuando sea pequeño. En el caso de objetos afilados que hayan caído sobre la madera o incluso agujeros hechos con taladro para mantener muebles en su sitio, la mayoría de agujeros que provocamos en el parquet pueden arreglarse con masilla específica.

Para hacerlo, es preciso aplicar la masilla sobre el hueco, asegurándonos de que rellenamos toda la superficie de la lámina. Si nos ha sobrado masilla por encima, es importante limpiar los restos con un paño de forma suave para que no aparezcan grietas. En el caso de agujeros más grandes, es posible que tengamos que sustituir la tabla con el método indicado antes.

Reparar parquet ennegrecido

El cambio de color del parquet puede deberse a varios motivos, y no todos ellos indican que se haya deteriorado de forma irreversible. Con mucha frecuencia, las tablas que adquieren tonos de gris han cambiado de color a causa de los rayos UVA. Sin embargo, en el caso de un color más negro, es mucho más probable que se deba a un problema de humedad o que estemos ante parquet estropeado por agua.

Para reparar el parquet ennegrecido, lo primero que debemos hacer es lijar la superficie para averiguar si el problema no ha afectado a toda la lámina. Si la tabla también está ennegrecida por debajo del nivel que ya hemos lijado, es un indicio claro de que el deterioro es grave. En esa situación, es necesario cambiar la zona de tablas afectada por la humedad y proteger las nuevas láminas con un protector específico para suelos de parquet.

Contar con un profesional

Las anteriores técnicas de reparación del parquet suelen ser suficientes para prolongar la vida útil de nuestro suelo, sustituyendo tan solo los tablones afectados y arreglando los desperfectos más leves. Sin embargo, no siempre es recomendable abordar la reparación del parquet por nuestra cuenta: si no contamos con la experiencia suficiente o con las herramientas y materiales adecuados, la mejor manera de garantizar un resultado correcto es contar con un profesional.

Confía en la opinión de un experto

El parquet y el suelo laminado dan muy buen aspecto a nuestro hogar, pero no es la mejor opción para todas las estancias de la casa. instalar parquet en el suelo de la cocina por ejemplo, puede llevarnos a más de un quebradero de cabeza, por la humedad, el uso de utensilios de cocina que pueden caer al suelo, y el movimiento constante pueden hacer que se deteriore con facilidad. Es más recomendable utilizar el parquet para los dormitorios y el salón, así como pasillos y zonas de paso de la casa.

En cualquier caso, no es aconsejable atrevernos a la reparación del parquet si no tenemos experiencia o el material está gravemente deteriorado. En esos casos, siempre es más fácil contar con la asistencia de un experto que pueda diagnosticar el problema de nuestro suelo y aplique la solución más conveniente para nuestro caso concreto. A veces, si no conoces a profesionales específicos para este tipo de trabajos con el parquet, puedes recurrir a tu seguro de hogar, desde donde te pueden poner en contacto con profesionales de confianza, a través de servicios como el de asistencia en el hogar.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + diecisiete =