Autónomos y pymes
negocios rentables en españa con poca inversion

8 negocios rentables en España con poca inversión

Índice de contenidos

Hoy en día entrar en el mercado laboral en España, ya sea por primera vez o después de estar desempleado, no es tarea fácil: por eso cada vez más personas se plantean la opción de montar un negocio propio y buscan alternativas rentables con una inversión baja o incluso nula. ¿Es este tu caso? Entonces te interesará conocer 8 de los negocios rentables en España con poca inversión que puedes montar ya. Te los presentamos a continuación. 

Negocios rentables con muy poca o casi cero inversión 

Algunos negocios rentables en España pueden empezar a funcionar con una inversión muy baja o incluso cero. ¿No te lo crees? Échales un vistazo a los siguientes: 

  • Consultoría/asesoría: los servicios de consultoría y asesoría están en auge, ya que muchas empresas necesitan de profesionales en distintas áreas para seguir creciendo. Se trata de un negocio en el que podrías aprovechar tus conocimientos sobre un campo (marketing, finanzas, ciberseguridad, redes sociales…) y trabajar solo o con socios ofreciendo tus servicios a pymes. Además puedes empezar trabajando desde casa, y más adelante, valorar si te conviene alquilar un despacho. Es decir, que para empezar solo tendrías que tener en cuenta los costes de representación y los gastos de internet y teléfono. 
  • Vendedor de stock: se trata de montar un negocio que gestiona los stocks de las marcas para evitar que estas tengan pérdidas económicas por las ventas que no se han realizado y por costes de almacenaje. El producto estrella de esta venta de outlet es la ropa, pero también puedes vender electrodomésticos, joyería, incluso vehículos. Así que montar una tienda, física u online, de productos en stock, también es una buena idea de negocio rentable con poca inversión. 
  • Servicio de guías turísticos: este es un negocio que funciona bien online, montando una página web donde los clientes pudieran reservar sus tours. En este caso el coste sería simplemente el mantenimiento de esa página web, o el alquiler de un local si quisieras tener una ‘oficina’ física cerca de zonas turísticas. Ten en cuenta que la mejor opción es montar el negocio con varias personas que tengan conocimientos muy amplios sobre distintas zonas geográficas para poder ofrecer varios tours al día, variados y de calidad. 
  • Servicios fitness particulares: la cultura del wellness nunca ha estado tan de moda. Por eso, una buena idea de negocio rentable con poca inversión son los servicios fitness particulares, es decir, ofrecer clases privadas o en grupos reducidos al aire libre de entrenadores personales, planes de nutrición personalizados o incluso clases por Internet. Para hacer funcionar esta actividad los únicos costes que tendrías que afrontar, si eres tú el que ofrece los entrenamientos, serían los de transporte y la compra del material: bandas elásticas, mancuernas, esterillas… 
  • Cuidado de mayores: España es un país con una población bastante envejecida, por lo que siempre es buena idea montar un negocio que ofrezca servicios para personas mayores. Por ejemplo: hacerles la compra, pasar rato con ellos, llevarlos a pasear, cocinarles, acompañarles al médico… En este caso tendrás que tener en cuenta los gastos de desplazamiento así como de teléfono e Internet. 

Negocios con un poco más de inversión

Además de los negocios que se pueden montar a coste prácticamente cero, también hay algunas alternativas que necesitan una inyección de capital inicial algo mayor, pero no por ello elevada. Se trata de: 

 

  • Alquiler de material deportivo: hoy día el deporte es el pasatiempo de gran parte de la población. Por eso es buena idea montar un negocio cerca de un parque o una ruta turística y alquilar bicicletas, patines, patinetes, skateboards… o si estás cerca de la playa, tablas de surf, kayak, equipo de buceo… En este caso tendrás que tener en cuenta la inversión en el establecimiento y la compra de todo el material, además de los costes de mantenimiento.
  • Academia de idiomas: los idiomas son un requisito cada vez más importante en el ámbito profesional. Ya no basta con hablar solo inglés, sino que cada vez se requieren más lenguas extranjeras para poder entrar en el mercado laboral. Este es un filón que puedes aprovechar para montar una escuela de varios idiomas, solo o con más profesores. Los gastos asociados serían al alquiler de un espacio donde impartir las lecciones, los gastos de Internet, si ofrecéis los servicios online, y el material docente (libros de ejercicios, juegos, DVD…)
  • Peluquería canina a domicilio: la demanda de servicios relacionados con mascotas se ha disparado en los últimos años. Por eso, ¿por qué no montar una peluquería canina a domicilio? Basta con comprar una furgoneta y el material necesario para desarrollar la actividad, y el negocio ya puede empezar a rodar.  
  • Estudio de fotografía: para montar un estudio de fotografía tendrás que invertir en un local y en el material técnico que necesites, desde focos de luz a varias cámaras y objetivos, fondos y ordenadores. Sin embargo la inversión vale la pena, ya que los fotógrafos no solo pueden trabajar en eventos como bodas, congresos o exposiciones, sino también para pymes. 

Ya lo ves, estos 8 negocios pueden ser muy rentables por muy poca inversión. Eso sí: recuerda que antes de lanzarte a un negocio debes realizar un estudio de mercado que te permita comprender el entorno en el que vas a trabajar y cómo es tu competencia. 

Además de todo lo que te hemos mencionado, lo ideal sería contar con un seguro para tu empresa, ya que estos pueden resultar de ayuda cuando surjan imprevistos. Algunos de estos seguros que pueden ser de ayuda si vas a emprender un negocio son los siguientes: 

  • Seguro para PYMES, un seguro pensado para empresas que se centra en cubrir aquellas eventualidades propias de la actividad que puedan surgir en tu negocio.
  • Seguro de oficinas. Si lo que vas a abrir es una empresa cuyo trabajo es de despacho y oficinas, este seguro te ayudará a cubrir imprevistos propios de los trabajos de oficina.
  • Seguro para comercios. En el caso de que vayas a abrir un comercio este seguro es el adecuado ya que está pensado para cubrir las necesidades, tanto generales como específicas de los comercios. 
  • Seguro de responsabilidad civil. Pensado para que puedas hacer frente al pago de indemnizaciones a terceros por daños y perjuicios. 

 Una vez hayas seguido estos consejos, ya estarás listo para emprender. ¿Te animas?

Escribe un comentario