Autónomos y pymes
Concatenacion de contratos

¿Qué es la concatenación de contratos?

Índice de contenidos

El contrato temporal es uno de los tipos de contratos más conocidos por la ciudadanía; sin embargo la concatenación de contratos, que hoy en día afecta a muchos trabajadores que están contratados de forma temporal, no lo es tanto. En este post te damos todas las claves para comprender qué es la concatenación de contratos y también para distinguir cuándo es legal y cuándo no para que no seas víctima de irregularidades. 

Concatenación de contratos temporales: qué es

Comencemos respondiendo a la pregunta clave: ¿qué es la concatenación de contratos? La concatenación de contratos es el encadenamiento de contratos temporales, de forma consecutiva, para un mismo trabajador: es decir, que este trabajador, en lugar de firmar un contrato indefinido con una empresa, va encadenando contratos temporales uno tras otro en la misma empresa o grupo de empresas. 

¿Es legal la concatenación de contratos temporales?

La finalidad de los contratos temporales es ayudar a las empresas a operar con normalidad cuando hay demasiado trabajo para que no se sobrecarguen, o para cubrir las vacantes reservadas a otros empleados que están, por ejemplo, de baja. 

Sin embargo, en la actualidad las empresas recurren cada vez con más frecuencia a la concatenación de contratos para reducir la antigüedad de sus empleados, ya que así también se reduce la indemnización que deben pagarles en caso de despido. De ahí surge la pregunta clave: ¿es legal la concatenación de contratos temporales? 

Lo cierto es que sí, la concatenación de contratos temporales es legal, pero siempre dentro de unos límites muy claros descritos por el Estatuto de los Trabajadores

  • Se pueden concatenar contratos siempre y cuando no se firmen dos o más contrataciones temporales que sumen más de 24 meses en un periodo de 30 meses dentro de la misma empresa o grupo de empresas. Los trabajadores en esta situación deben, según el Estatuto de los Trabajadores, pasar a formar parte de la plantilla fija de las empresas. 
  • Los límites del punto anterior no afectan a los contratos de interinidad ni a los de becarios o personal en formación, cuyos contratos no pueden concatenarse bajo ningún concepto. 
  • Se pueden firmar y concatenar contratos temporales dentro de los límites establecidos siempre y cuando la situación de temporalidad esté justificada. Es decir, que no es posible firmar ni encadenar contratos temporales para cubrir necesidades permanentes de las empresas. 

Por otra parte, para que la concatenación de contratos sea legal, el tipo de contrato temporal que se firme debe ser el correcto de entre los siguientes: 

  • Contrato por obra y servicio: el límite de duración de este contrato es de 3 años, ampliable un año más.
  • Contrato de interinidad: este tipo de contrato temporal sirve para sustituir a empleados a los que reserva el puesto de trabajo. El límite es equivalente el tiempo que esté ausente este empleado.
  • Contrato eventual: es el que se utiliza cuando la empresa tiene sobrecarga de trabajo. Su límite son 6 meses en un periodo de un año.
  • Contrato de formación y aprendizaje: su objetivo es formar a futuros profesionales. Su límite son 3 años, con posibilidad de alargarse dos veces con prórrogas de mínimo 6 meses.

¿Qué sucede si la concatenación de contratos temporales es fraudulenta?

Si un trabajador piensa que su concatenación de contratos no es legal tiene dos opciones, dependiendo de los motivos: 

  • Demandar a la empresa por despido improcedente una vez su contrato temporal haya concluido.
  • Solicitar que se le admita como trabajador indefinido, si la concatenación de contratos ha superado los límites (dos o más contratos temporales que suman más de 24 meses en un periodo de 30), siempre y cuando el contrato con la compañía aún esté en vigor. 

En resumen, la concatenación de contratos temporales es legal solo si se ajusta a las condiciones estipuladas en el Estatuto de los Trabajadores; de otra forma el trabajador tiene derecho a reclamar un puesto fijo en la empresa o una compensación por la contratación irregular. 

Escribe un comentario