Autónomos y pymes
sociedad patrimonial familiar

Sociedad patrimonial familiar: pros y contras de su constitución

Índice de contenidos

Si en tu empresa cuentas con un patrimonio más que considerable es el momento de que estudies todas las posibilidades que ofrece una sociedad patrimonial familiar. Conoce en qué consiste este concepto, cuándo puede ser conveniente y descubre sus principales pros y contras. Te ayudamos a tomar las decisiones que más pueden beneficiar a tu negocio.

CAT-CTA-text-Gu-a-completa-para-ser-aut-nomo-y-tener-xito-en-la-era-post-Covid-2-1

¿Qué es una sociedad patrimonial familiar?

Una sociedad patrimonial familiar o entidad familiar es una la forma jurídica de una empresa destinada a la gestión de bienes y no a la realización de una actividad económica, es decir una sociedad dedicada a la administración de patrimonio.

Para que una sociedad patrimonial sea considerada como tal más de la mitad de sus activos deben tener forma de valores o ser considerados dentro de una actividad económica.

Desde que en 2015 incluyeron esta forma jurídica en la Ley del Impuesto sobre Sociedades y crearon una definición legal específica, estas sociedades pasaron a denominarse sociedades patrimoniales familiares o entidades patrimoniales, y no simplemente “patrimoniales”, como se conocían anteriormente.

¿Cuándo constituir una sociedad patrimonial familiar?

Para entender en qué casos es conveniente considerar una sociedad patrimonial familiar, hay que saber cuándo hablamos de una actividad económica y cuando no.

Según la Agencia Tributaria, una actividad económica se realiza cuando:

Un contribuyente ordena por cuenta propia medios de producción y/o recursos humanos para la producción o distribución de bienes o servicios.

Por ejemplo, se considera actividad económica el arrendamiento de bienes inmuebles cuando para ello se cuenta con un local y, al menos, haya una persona empleada por cuenta ajena y a jornada completa.

Así que, ¿en qué casos se puede emplear una?

  • Para que la familia pueda garantizar la protección de su patrimonio, en el caso de que se cuenten con grandes sumas de dinero o valores
  • Para acelerar los procesos de sucesión o herencias en caso de fallecimientos
  • Para una bolsa inmobiliaria, siempre y cuando no vaya vinculada a actividades de explotación
  • Para la tenencia de valores

Por otra parte, es erróneo hablar de constituir una sociedad patrimonial como tal, ya que el primer paso es constituir el tipo de sociedad (ya sea civil o mercantil) y, después, si cumple las condiciones que hemos mencionado, esta pasará a considerarse a efectos fiscales como patrimonial.

Sociedad patrimonial familiar: Ventajas e inconvenientes

Infórmate de los pros y contras de elegir la figura de la sociedad patrimonial familiar.

Pros

  • El patrimonio quedará siempre protegido, lo que facilitará muchas gestiones y evitarás una serie de riesgos. Por ejemplo, hay más facilidades a la hora de gestionar las sucesiones 
  • La sociedad patrimonial tributa por el Impuesto sobre Sociedades para la Agencia Tributaria. Esto significa que no hay que pagar el Impuesto sobre Patrimonio, por lo que supone una ventaja fiscal considerable
  • Con el Impuesto sobre Sociedades, los bienes patrimoniales se pueden tributar a un tipo fijo del 25%; mientras que si tributasen por el IRPF podrían alcanzar el 45%.
  • Permite separar los patrimonios de la actividad económica de aquellos que no estén directamente derivados de esta. De esta forma, se puede tributar a un porcentaje fijo y a otro variable
  • Con la entidad patrimonial se podría declarar el IVA de la compra de un inmueble

Contras

  • Al ser una sociedad desvinculada del desarrollo de actividades económicas, hay bonificaciones e incentivos fiscales a los que no se tendrá acceso. Por ejemplo:
    • Los incentivos existentes para empresas más pequeñas
    • Los coeficientes reductores por antigüedad no son aplicables
  • Hay que analizar el coste que implica la gestión de la entidad patrimonial y su propia constitución
  • No hay posibilidad de compensar las bases imponibles negativas
  • En casos en que el patrimonio sea reducido, la tributación puede ser más costosa que en el IRPF
  • Si una sociedad patrimonial gestiona viviendas en alquiler pagará más impuestos que si declarase una persona física, quien podría beneficiarse de las reducciones sobre el rendimiento neto.

Por el momento, estas son las principales ventajas e inconvenientes de una sociedad patrimonial familiar, pero hay muchas otras cuestiones a tener en cuenta. Por tanto, lo mejor es que recibas asesoramiento por parte de los profesionales que ayudan a empresarios y autónomos en la gestión fiscal y contable de sus negocios.

CAT-CTA-Post-Gu-a-completa-para-ser-aut-nomo-y-tener-xito-en-la-era-post-Covid

Escribe un comentario