Autónomos y pymes
tipos impuesto sociedades

Tipos de impuesto de sociedades: ¿cuáles son?

Índice de contenidos

Cuando se acerca la campaña de la renta es importante recordar un tipo de impuesto que toca de cerca a las empresas: el impuesto de sociedades. Este impuesto recae únicamente en ellas por ser las personas jurídicas constituidas como sociedades mercantiles (sociedades anónimas, sociedades limitadas...). En este post te contamos los tipos de impuesto de sociedades que existen. 

¿Qué es el impuesto de sociedades?

El impuesto de sociedades es un impuesto que afecta a las empresas, gravando sus beneficios, durante todo el ejercicio fiscal en territorio español. 

Este impuesto se aplica a entidades jurídicas como pueden ser las sociedades anónimas o limitadas, además de a asociaciones y fundaciones. No afecta a autónomos que ejercen su actividad como personas físicas. Pero sí a autónomos que trabajen bajo una sociedad limitada o mercantil

Es importante tener claro que se trata de un impuesto que afecta a los beneficios, no a la facturación directa. Puede ocurrir que la facturación de una empresa sea muy elevada, pero luego los beneficios no sean tan altos, o que incluso tenga pérdidas.

¿Quién debe pagar el impuesto de sociedades?

  • Sociedades mercantiles. Como las sociedades anónimas, de responsabilidad limitada, colectivas, laborales...
  • Sociedades civiles con objeto mercantil.
  • Sociedades estatales, autonómicas, provinciales y locales, sociedades cooperativas, sociedades unipersonales y las agrarias de transformación.
  • Fundaciones e instituciones (tanto públicas como privadas), entes públicos y las agrupaciones de interés económico (AIE).
  • Entidades sin personalidad jurídica. Como las Uniones Temporales de Empresas (UTE), fondos de pensiones, inversión, capital-riesgo, regulación del mercado hipotecario, titulización, garantía de inversiones y de activos bancarios.

¿Qué empresas están exentas del pago de impuesto de sociedades?

  • Determinados entes del sector público, como por ejemplo el Estado, las comunidades autónomas o el Banco de España.
  • Otras entidades e instituciones sin ánimo de lucro, como las ONG, los colegios profesionales, los sindicatos o los partidos políticos, que gozan de una exención parcial. 

Tipos de impuesto de sociedades

Existen diferentes tipos de impuestos de sociedades, según el tipo de sociedad que se constituya. Aunque existe un tipo general para todas, hay algunas excepciones. El tipo de gravamen general es del 25%, y los tipos de gravamen especiales son:

  • Entidades de nueva creación. A excepción de las que deben tributar por un tipo inferior, deben abonar un 15% en los dos primeros períodos impositivos en los que la base imponible resulte positiva.
  • Cooperativas fiscalmente protegidas. En este caso deben abonar un 20%. Los resultados extracooperativos van al tipo general.
  • Las entidades sin fines lucrativos, asociaciones y fundaciones declaradas de utilidad pública, a las que apliquen el régimen fiscal establecido en la Ley 49/2002, deben abonar un 10%.
  • Las sociedades y Fondos de Inversión y Fondos de activos bancarios, como pueden ser las SIVAC, deben abonar un 1%.

Está previsto reducir el tipo al 23€% a aquellas entidades con un volumen de facturación inferior a un millón de euros, pero esta medida aún no está vigente.

¿Cómo se declara el impuesto de sociedades?

La declaración del impuesto de sociedades se realiza con dos modelos, el modelo 200 y el 202

  • En el modelo 200 se presenta la declaración anual del impuesto de sociedades, 
  • El modelo 202 se realiza trimestralmente, en los meses de abril, octubre y diciembre, si la última declaración del modelo 200 resultó positiva.  

Esto es todo lo que debes saber sobre los tipos de impuesto de sociedades que existen. Recuerda que depende de cómo se constituye la sociedad y con qué fin, el tipo impositivo puede cambiar, aunque el general es único y las excepciones son pocas.

Escribe un comentario