Autónomos y pymes
contabilizar confirming

¿Cómo contabilizar un confirming? Todas las claves aquí

Índice de contenidos

El confirming es un servicio que ofrecen las entidades bancarias a sus clientes, el cual funciona como gestor de pagos. Si quieres saber más, en este artículo te diremos los conceptos básicos, las ventajas e inconvenientes y, sobre todo, cómo contabilizar el confirming.

¿Qué es el confirming?

El confirming es un producto financiero que permite a los clientes de una banco gestionar y facilitar los pagos de sus proveedores. En la mayoría de ocasiones, la finalidad de este servicio es que los clientes paguen sus facturas con antelación a la fecha de término.

Las empresas que pueden hacer uso de este producto financiero son aquellas que:

  • Tengan variedad de proveedores
  • Tengan un sistema de pagos amplio y dificultoso

Dentro del confirming es importante mencionar al contrato de factoring, el cual sirve como método de financiación, principalmente para las medianas, pequeñas y microempresas.

Tipos de confirming

Existen 4 tipos de confirming:

  • Confirming básico
  • Confirming cuando se acepta el adelanto de pago
  • Confirming financiero
  • Confirming de inversión

Ventajas e inconvenientes del confirming

La empresas que incluyen el confirming obtienen diversas ventajas como:

  • Mejora la imagen y reputación de la empresa.
  • Evita los costos por la emisión de algunos documentos, por ejemplo, el cheque.
  • Permite que la empresa tenga la iniciativa de pago.
  • Elude las consecuencias que se puedan producir en las domiciliaciones de recibos.

Por otra parte, algunas de las desventajas son:

  • Se pueden presentar mayores costes en el adelanto del cobro a los proveedores.
  • En ocasiones, puede haber pérdida de tiempo y costes por el uso de correo postal. Actualmente, los bancos no envían las cartas de pago de forma electrónica.

¿Cómo contabilizar el confirming?

Para poder entender mejor qué es el confirming y de qué manera se contabiliza, pondremos un ejemplo práctico para que lo puedas aplicar en tu caso, desde la adquisición de la deuda hasta el pago completo de la misma:

  • La empresa Aceite Sol S.L realiza una compra de botellas de vidrio al proveedor Crystal S.A, lo cual corresponde a un valor de 100.000 euros.
  • En este sentido, Aceite Sol S.L firma un contrato de factoring con el banco correspondiente, en el cual se responsabiliza del pago que tiene pendiente con el proveedor.
  • Si Aceite Sol S.L asume las políticas de anticipo, el banco bonificará una comisión a su cliente por encima del importe del descuento efectuado.
  • 3 semanas después, Aceite Sol S.L percibe un ingreso de 400 euros bajo concepto del anticipo que su banco ha hecho al proveedor Crystal.
  • Por último, a los 6 meses se abona el importe que corresponde de la deuda al banco.

Ahora bien, teniendo en cuenta los datos anteriores, se procede a realizar las siguientes acciones en una tabla donde puede reflejarse el concepto, el debe y el haber:

  • El cliente considera y anota la adquisición realizada a su proveedor.
  • El banco le comunica a su cliente que el proveedor ha adelantado el cobro de su factura, así que Aceite Sol S.L deberá volver a organizar su deuda, ya que ahora la deuda la tendría con su banco. 
  • Aceite Sol S.L percibe los 400 euros por concepto de bonificación de su banco a su proveedor.
  • Para finalizar, el cliente paga a su banco la deuda correspondiente.

Esperamos que este artículo sobre cómo contabilizar el confirming te haya resultado interesante. En Seguros Plus Ultra queremos proteger y asegurar tu estabilidad financiera, así que si aún tienes dudas sobre cómo gestionar el confirming, ¡contáctanos!

Escribe un comentario