planes-de-jubilacion

Planes de jubilación y prejubilación

La recompensa al trabajo bien hecho

¿Qué te ofrece nuestro seguro?

Planes de jubilación y prejubilación tienen como objetivo asegurar un capital o renta al trabajador asegurado, como complemento a las prestaciones de la Seguridad Social, de tal forma que alcancen un determinado porcentaje del salario en el momento de la jubilación.

Beneficios de este seguro

Múltiples opciones

Es posible vincular este seguro a la prestación por jubilación de la Seguridad Social y determinar si se prefiere percibir en forma de renta o de capital.

Flexibilidad

Te permite establecer la cuantía de las aportaciones y la periodicidad de las mismas, sin que exista un límite anual.

Doble beneficio

Tus empleados tendrán un complemento retributivo y tú podrás disminuir los costes de tu empresa vía exenciones fiscales.

Planes-de-pensiones-empresa

Coberturas

En caso de fallecimiento del asegurado, los beneficiarios designados recibirán el capital establecido en el contrato de seguro.

Modalidades


Pensado para empresas de cualquier tamaño que busquen proporcionar a sus empleados una renta asegurada que, unida a la prestación por desempleo durante los dos primeros años o a la prestación por jubilación de la Seguridad Social, según el caso, proporcione un complemento retributivo adecuado para mantener el nivel de vida que tenía mientras estaba laboralmente activo.

Se trata, por lo tanto, de complementar en distintos momentos un nivel salarial acordado entre la empresa y el trabajador o los trabajadores prejubilados.

También es utilizado por aquellas empresas que tienen excedentes de plantilla y que con este producto encuentran una solución que aporta valor al trabajador, ya que le permite mantener un determinado nivel salarial, seguir cotizando de cara a su futura jubilación y recibir unas rentas adicionales.

En lo que respecta a la empresa, los Planes de prejubilación suponen un ahorro de costes, ya que las aportaciones realizadas son un gasto deducible en el Impuesto de Sociedades.
 

Preguntas frecuentes

Las diferencias entre un plan de jubilación y un plan de pensiones son básicamente tres:

Rentabilidad
El plan de jubilación ofrece una rentabilidad moderada, en torno al interés técnico legal, mientras que en los planes de pensiones la rentabilidad se determina por las inversiones del fondo de pensiones, ya sean acciones, bonos o ambos, y que vendrán dadas por el nivel de riesgo que el cliente quiera asumir.

Fiscalidad
Los beneficiarios de un plan de jubilación tributan en el momento de percibir la prestación por la diferencia entre el capital recibido y las aportaciones realizadas. En cambio, los planes de pensiones permiten que te deduzcas las aportaciones en tu declaración de la renta, con un máximo de 8.000 euros al año.

Disponibilidad
En el plan de jubilación, el titular puede rescatar el dinero en cualquier momento, ateniéndose siempre a los supuestos previstos por ley vigente. En los planes de pensiones, en cambio, tan sólo puede disponerse del capital constituido en el momento de la jubilación o en los supuestos establecidos en la ley, es decir, en caso de enfermedad grave o desempleo de larga duración. Además, a partir del año 2025 podrán rescatarse también aquellos planes de pensiones con al menos 10 años de antigüedad.

 

Las prejubilaciones se han convertido en una herramienta muy utilizada por las empresas para realizar ajustes en sus plantillas, siendo muy bien aceptadas por parte de los trabajadores.

Con ellas las empresas asumen el compromiso de complementar la prestación por desempleo hasta alcanzar un determinado porcentaje del salario del trabajador durante un máximo de dos años, manteniendo las cotizaciones a la Seguridad Social.

 

Si lo que se pretende es incentivar a tus empleados más valiosos, proporcionándoles una renta adicional, condicionada a la permanencia en la empresa o a la finalización de unos determinados proyectos, lo más adecuado es recurrir a los Premios a empleados, los Planes de fidelización e incluso los Seguros de rentas.

En cambio, si el objetivo es ajustar la plantilla de una manera ordenada y que sea bien percibida por los trabajadores, facilitándoles un complemento retributivo que complemente sus percepciones vinculadas a la Seguridad Social, debes pensar en los Planes de prejubilación.

Por último, cuando quieres contribuir a que tus empleados, en el momento de la jubilación, reciban una retribución que complemente su percepción por jubilación, la solución son los Planes de jubilación.

 

En el momento del cobro de la prestación el asegurado podrá elegir entre percibirla en forma de capital o de renta según prefiera.
 

¿Por qué escoger Plus Ultra Seguros?

Adaptabilidad

Atención personalizada

Fiscalmente beneficioso