Planes de pensiones

Planes de pensiones

Todos tenemos nuestros planes

¿De qué tratan los Planes de pensiones?

Te ofrecemos nuestra completa gama de Planes de pensiones para que escojas el que mejor se adapte a tu perfil de inversión, el nivel de riesgo que quieras asumir y el horizonte temporal que desees, buscando la mayor rentabilidad posible.

¿Cuáles son las ventajas de los planes de pensiones?

Los Planes de pensiones te permiten obtener el máximo ahorro fiscal con la mayor de las flexibilidades en cuanto a la forma de aportar.

Ventajas fiscales

Podrás reducir de tu base imponible del IRPF las aportaciones que hagas a nuestros Planes de pensiones, con los límites fijados, siendo un producto con una fiscalidad muy ventajosa.

Máxima flexibilidad

Nuestros planes de pensiones se adaptan a ti: tú eliges su composición, seleccionando el plan, el importe y el momento de tus aportaciones o, incluso, si quieres dejar de hacerlas.

Diversificación del riesgo

Puedes repartir tus ahorros entre varios planes de pensiones, desde el más conservador al más agresivo, para diversificar el riesgo, y siempre podrás traspasarlos de unos a otros sin problemas.

Planes de pensiones

¿Cómo funciona un plan de pensiones?

Nuestros Planes de pensiones están pensados para que puedas constituirlos a partir de una mínima cantidad, pudiendo realizar aportaciones adicionales cuándo y cómo quieras, con los límites máximos anuales legalmente establecidos en cada momento.

Te ofrecemos diferentes opciones en función de la rentabilidad esperada y el nivel de riesgo que quieras asumir.

¿Cuál es la fiscalidad de los planes de pensiones?

Tanto los planes de pensiones individuales como los planes de previsión Asegurados, disfrutan de unas excelentes ventajas fiscales ya que las aportaciones que se realicen a los mismos se reducen de la base imponible del IRPF del ejercicio en que se efectúen. Recordemos que actualmente el límite de dichas aportaciones está fijado en 8.000 euros anuales. 

Por otro lado, en el supuesto de que se presenten las contingencias que posibilitan el cobro de las prestaciones correspondientes, éstas tributarán como rendimientos del trabajo, con independencia de la forma de cobro elegida. 

Rentabilidad de los planes de pensiones

En función del riesgo que se quiera asumir y de la rentabilidad deseada, podrás elegir el plan de previsión que mejor se adapte a tus necesidades. 

Si lo que buscas es una rentabilidad asegurada, sin riesgos, ponemos a tu disposición nuestro plan de previsión asegurado, PPA. 

En el caso de querer asumir algún riesgo más en aras de obtener mayores rentabilidades, y en función del tiempo que te quede para la jubilación, te ofrecemos varias opciones de planes de pensiones entre las que elegir. 

Si tu horizonte temporal es el medio o largo plazo, y buscas conseguir una mayor rentabilidad asumiendo un mayor riesgo, deberás seleccionar aquellos planes de pensiones compuestos por un mayor porcentaje de renta variable, es decir, Plus Ultra mixto o Plus Ultra renta variable. 

Por el contrario, si estás próximo a la jubilación o buscas una inversión que minimice el riesgo, te proponemos los planes de pensiones con mayor componente en renta fija, como son Plus Ultra dinámico o Plus Ultra renta fija. 

Para maximizar tu inversión en el medio plazo con un nivel de riesgo moderado, necesitarás un plan de pensiones como nuestro Plus Ultra renta fija mixta, donde al menos el 70% de su composición será en renta fija y el resto en variable. 

Preguntas frecuentes

El objetivo de los planes de pensiones es generar un ahorro de cara a la jubilación, que complemente la pensión. Se basan en las aportaciones realizadas por el cliente que serán invertidas por los gestores del plan, según los criterios de riesgo y rentabilidad del producto elegido por el cliente. 

Las inversiones, que como decimos dependen del lan seleccionado, van desde la renta fija pasando por la renta variable o una combinación de ambas, en diferentes proporciones. Además es posible, en el caso de los planes de previsión asegurados, disponer de una rentabilidad garantizada, que el cliente conocerá por adelantado. 

Los planes de pensiones y los planes de previsión asegurados (PPAS) son productos pensados para generar un complemento económico de cara a la jubilación. Por lo tanto la finalidad de ambos productos es similar. 

Pero como el perfil de los ahorradores no es siempre el mismo, cada uno de ellos está pensado para atender la demanda de los diferentes ahorradores. 

La principal diferencia entre un PPA y un plan de pensiones es la seguridad de la inversión. Y es que el PPA siempre garantizará al menos, en el momento de producirse la contingencia que posibilita su cobro, que el ahorrador recuperará al menos el dinero invertido. 

En cambio en el caso de los planes de pensiones individuales no se puede ofrecer esa garantía ya que el ahorro aportado se incrementará o minorará en función de la evolución de los valores que compongan el plan de pensiones seleccionado. 

Así como durante el tiempo en que estábamos aportando al plan de pensiones, dichas cantidades reducían nuestra base imponible del IRPF (con los límites establecidos por ley), en el momento del rescate, las rentas que recibamos se consideran rendimientos del trabajo e incrementarán nuestra base imponible. 

Por lo tanto es importante minimizar el impacto fiscal eligiendo la forma de rescate adecuada. Podemos hacerlo de las siguientes formas: 

  • Rescate en forma de capital: Consiste en recuperar todo el capital acumulado de una sola vez, de manera que en ese ejercicio deberemos aplicar el tipo marginal que corresponda a nuestros ingresos totales, considerados como tales a la suma de la pensión pública más el capital del Plan de pensiones rescatado. 

    Por lo tanto, el impacto fiscal de esta forma de rescate se produce en un único año de manera más abrupta. 
     
  • Rescate en forma de renta: En este caso decidimos recibir, con la periodicidad que deseemos (mensual, trimestral, semestral o anual), una cantidad del capital del Plan de pensiones generado, que podrá ser fija o variable, según escojamos. 

    En este caso el impacto fiscal es más progresivo ya que el mismo se diluye en los años en que vayamos a percibir la renta. 
     
  • Rescate mixto: Consiste en recibir una parte del ahorro generado en forma de capital y otra en forma de renta. 

¿Por qué contratar tu plan de pensiones con Plus Ultra?

Podrás elegir el plan de pensiones que mejor encaje con tu perfil de inversor, con las máximas garantías de profesionalidad de Plus Ultra Seguros.

Complemento perfecto

Mediante nuestros planes de pensiones podrás completar tu pensión con el objetivo de mantener tu nivel de vida tras tu jubilación.

Ventajas fiscales

Las aportaciones que realices al plan de pensiones pueden desgravarse a la hora de hacer la declaración de la renta reduciendo la base imponible del IRPF. 

Flexibilidad

No estarás obligado a realizar una aportación periódica fija, sino que serás tú el que elijas el importe y el ritmo de las mismas, en función de tu situación.