Seguro-hogar-vivienda-en-alquiller

Seguro de hogar

Seguro de vivienda en alquiler

Alquila con total confianza

¿Qué te ofrece el Seguro de vivienda en alquiler?

Alquilar una vivienda en propiedad puede ser una buena manera de sacarle una rentabilidad, pero si no tomas las precauciones adecuadas puede convertirse en un problema. Hogar Plus vivienda en alquiler te ofrece los servicios más completos para que el alquiler de tu vivienda sea una experiencia libre de sobresaltos.

Ventajas de este seguro

La tranquilidad que necesitas al alquilar tu vivienda

Hogar Plus vivienda en alquiler te ofrece todos los servicios esenciales para ofrecerte la tranquilidad que necesitas al tener tu vivienda arrendada.

Un alquiler asegurado

Incluimos el impago del alquiler de inquilinos problemáticos haciendo que alquilar tu vivienda esté libre de riesgo. También protegemos tu vivienda ante daños causados por el inquilino.

Protección jurídica completa

Cualquier imprevisto con tu inquilino o tu vivienda te puede llevar a los tribunales, por ello te ofrecemos la mejor protección jurídica ante cualquier problema o imprevisto.

Y por muchas razones más

Disponemos de muchos servicios especializados para que el alquiler de tu vivienda esté libre de complicaciones y preocupaciones.

Seguro-vivienda-en-alquiler

Coberturas principales

Te ofrecemos un servicio exclusivo ante el impago del alquiler de tu vivienda arrendada. Desde el momento en que haya una sentencia sobre el juicio de desahucio del inquilino, las cantidades impagadas por el inquilino quedan cubiertas siempre que se haya producido el impago de cuatro rentas mensuales consecutivas.

Modalidades

Un seguro con las coberturas imprescindibles para tu vivienda en alquiler, si buscas un producto económico que responda ante los principales percances derivados del alquiler de tu vivienda sin renunciar a la máxima calidad en el servicio.

Preguntas frecuentes

Como arrendador tienes la obligación legal de mantener la vivienda que alquilas en óptimas condiciones de cara a tu inquilino, y responder por posibles daños ocasionados a terceros. Aunque ello no implica la obligatoriedad de tener un seguro para la vivienda en alquiler, sí es muy interesante tener un buen seguro que te ayude a que ese mantenimiento sea el óptimo, por ejemplo, ante situaciones como la rotura de una tubería o si se produjese un incendio, por ejemplo. 

El Seguro de alquiler está pensado para dar mayor tranquilidad a las viviendas de alquiler. Para ello, muchas veces se incluyen en los seguros de hogar coberturas específicas para proteger a los propietarios. 

La cobertura de daños y vandalismo nos protege frente al deterioro de mobiliario, actos vandálicos o robo del continente. De esta forma la vivienda del asegurado queda protegida por un importe máximo que fijan las compañías. En caso de sufrir daños un perito será el responsable de comprobar el estado de la vivienda para responder a la indemnización correspondiente. 

En caso de que los daños producidos impidan alquilar la vivienda durante un periodo de tiempo, la compañía se hace cargo de la pérdida de alquiler. Esta garantía se extiende durante el periodo que la vivienda esta inhabilitada, pero con un límite temporal o monetario fijado por la compañía. 

Otra cobertura que garantiza la protección de las viviendas alquiladas es la protección frente al impago del alquiler, cubriendo la falta de pago del inquilino en mensualidades. 

La responsabilidad civil cubre las reparaciones e indemnizaciones que el asegurado deba pagar por daños materiales y personales causados a terceros accidentalmente. 

Estos daños pueden tener lugar tanto dentro como fuera de la vivienda (una teja que cae y golpea a alguien, un parqué levantado que provoca un tropiezo) y pueden tener su origen en la propia casa o ser causados directamente por el asegurado o los miembros de la familia que residan en ella. Por ejemplo, si tu hijo ha roto el cristal de un vecino, serás tú el responsable y a quien se le reclame la reparación. 

Más allá de las averías y desperfectos producidos por el contenido o el continente, como pueden ser cortocircuitos o roturas de tuberías, esta póliza también puede cubrir los daños provocados por animales domésticos (siempre que no se trate de perros potencialmente peligrosos), los causados durante la práctica de deporte a nivel aficionado, una intoxicación alimentaria que causes a un invitado, etc. 

En el caso de que la vivienda esté alquilada, el arrendador sólo es responsable de los daños producidos por el continente o el contenido de su propiedad, por lo que no es civilmente responsable de los daños causados a terceros que cometa el arrendatario. De modo que, independientemente de que el propietario del hogar también incluya esta cobertura en su póliza, es el inquilino quién debe cubrir su propia responsabilidad civil. 

¿Por qué contratar el Seguro de vivienda en alquiler con Plus Ultra Seguros?

Económico

Los mejores profesionales

Servicio de reparación